Durante la emergencia sanitaria, en la que las personas se encuentran gravemente enfermas por COVID-19, quienes resultaron positivos y se recuperaron pueden representar una de las mayores esperanzas de vida al donar su plasma.

La sangre está compuesta por dos partes, una sólida que es donde están comprendidas todas las células (linfocitos, plaquetas) y una líquida que es lo que es la que se conoce como plasma. Ésta se conforma por nutrimentos como glucosa, proteínas, y lo más importante, los anticuerpos que son las sustancias que otorgan protección ante las enfermedades, así lo detalló el químico Luis Enrique Tenorio Vieyra, jefe de laboratorio del Hospital de Gineco Obstetricia No. 221 del Órgano de Operación Administrativa Desconcentrada del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el Estado de México Poniente.

En el momento en el que una persona resuelve una infección de cualquier tipo queda en su memoria patógena un código que permite la producción de anticuerpos, que sirven de defensa contra el virus. Por esta razón, es importante que los pacientes recuperados de Covid-19, que resolvieron favorablemente la enfermedad, realicen esta donación.

El estudio del plasma permitirá conocer la estructura de estos anticuerpos y separarlos con miras al estudio o a la aplicación de algún tipo de tratamiento, para mejorar la evolución de pacientes graves. El periodo de tiempo en el que se sugiere llevar a cabo esta donación es entre los 20 y 21 días posteriores a l último estudio que dé cuenta de la resolución de la enfermedad.

El jefe de laboratorio exhortó a la población a seguir las instrucciones de las instituciones de salud; tener la disponibilidad para asistir a la donación; hacerlo de manera voluntaria, y así dar oportunidad de continuar la investigación y profundizar en el estudio de ésta y otras patologías.

Por su parte, la licenciada Rebeca San Juan López, coordinadora de Trabajo Social en el IMSS Estado de México Poniente, señaló que a través de las trabajadores y trabajadores sociales se hace el acercamiento con los pacientes y sus familiares para invitarles a realizar esta donación.

“La donación es un acto altruista y voluntario, al que se invita a quienes cumplen con ciertas condiciones médicas. Hay un protocolo de seguimiento con el que se analiza su evolución y respuesta a la enfermedad, a fin de garantizar su disponibilidad y efectividad para participar”, aseguró.

En caso de aceptar, se indica al derechohabiente los pasos a seguir. Actualmente, participan 14 hospitales en la selección de candidatos y candidatas quienes son remitidos a los Bancos de Sangre de los Centros Médicos La Raza y Siglo XXI en la Ciudad de México, de Occidente en Jalisco, y a la Unidad Médica de Alta Especialidad Hospital de Cardiología, en Nuevo León. En el caso de la representación Estado de México Poniente, el Hospital General Regional No. 251 es el que realiza la referencia.

El Instituto Mexicano del Seguro Social reitera a la población la importancia de atender las indicaciones de las autoridades de salud y así contribuir al combate efectivo de esta emergencia sanitaria.

Anuncios

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook