Algunos pensaréis que hablar de cómo poner en marcha un ecommerce está demasiado repetido, pero eso no significa que tenga menos importancia ya que dar los primeros pasos en el comercio online ya no es como antes, el entorno electrónico y la manera de vender cambia. Todo cambia.

De este modo, se va a especificar a continuación una guía básica para llevar a cabo los primeros pasos en el ecommerce, especialmente para pequeños y medianos comercios online.

Lo que debes hacer para vender online

Es importante conocer el entorno en el que se va a mover tu negocio. Puesto que, vender mucho un determinado producto en tienda física no significa que vaya a tener un gran éxito en la plataforma online. Lo que tampoco significa que el beneficio que puedas obtener en la tienda, lo vayas a obtener mediante las ventas online. De ahí, que sea necesario definir un plan de negocio con anterioridad, así como una estrategia online. Una herramienta que ayudaría a saber si tu producto tendrá éxito en la web o no es Amazon.

Bien es cierto que, aunque Amazon sea una aplicación no muy barata, es la manera más simple, práctica y económica de hacer un análisis de mercado y cerciorarse de que tus productos se venderán o no. Saber elegir qué productos colocar en la plataforma valdría para conocer bien el alcance de nuestros productos, si estos tendrían éxito o no tendrían ninguna posibilidad.

No obstante, incluso Amazon es una herramienta perfecta para conseguir aprender a vender en internet, porque te hará controlar a la competencia al mismo tiempo que te obligará a crear fichas de los productos y a estar al tanto de todos los movimientos que tus productos tengan.  

Una vez hecho esto, y después de saber si tu producto se ha vendido bien o no en Amazon, puedes dar el salto. Si no ha tenido mucho éxito, lo mejor es que vuelvas a rediseñar el producto, fijarse en cómo lo hacen los competidores y poner en marcha otras estrategias. Bien, ahora que ya lo has conseguido, es importante dar el gran paso e intentar vender tus productos por ti mismo. Aunque claro, dar este primer paso conlleva tener que invertir dinero, que puede que durante los primeros meses o incluso el primer año no llegues a conseguir todo el beneficio que esperabas.

Vender online supone al inicio una gran inversión

Tal y como mencionamos anteriormente, poner en marcha un negocio online, conlleva tener que invertir en muchas cosas al principio. No obstante, es imprescindible ser conscientes de que invertir gran cantidad de dinero en la creación de la página webno es necesario, puesto que, entonces no podrás promocionarla, y este se trata de uno de los aspectos más importantes a la hora de dar a conocer tu web, tus servicios y tus productos.

Una herramienta simple y sencilla para montar una web de comercio electrónico es Wordpress. Esta te será mucho más útil y práctica a la hora de aprender a manejarla para tener la página web perfectamente actualizada y al día de la demanda de productos que tengan tus clientes.

Otro aspecto importante a la hora de vender online es, tener en cuenta la necesidad de que te vean en internet. Tener presencia en internet significa tener una estrategia de marketing básica. Tendrás que ir combinando la publicidad mediante las redes sociales, con la publicidad de pago, así como conseguir posicionarte en la mejor posición posible en las búsquedas de internet.

No obstante, es imprescindible tener claro que el fin principal es vender, da igual el canal que uses para hacerlo. Por ello, tratar al cliente de igual forma en todos los canales de venta, es un aspecto a tener en cuenta ya que, si consideras que una tienda online es un suplemento de una tienda física, estás totalmente equivocado. Un negocio online significa abrir otro tipo de negocio completamente distinto al que ya conocíamos. Por eso es tan importante, tener claro nuestro principal objetivo, y lo que queremos conseguir con nuestro ecommerce.

Asimismo, es probable que al menos en el primer año tu negocio online no de beneficio. La rentabilidad llega solamente si nos exigimos crecer como negocio y aprender continuamente de todos los aspectos que se va analizando con las estadísticas, ya que estás no mienten.

De igual modo, que el tema logístico tiene un gran papel en el comercio online, puesto que vender online obliga a hacer llegar los productos a los clientes lo más rápido posible. Conseguir lo anterior, cuesta dinero, aunque será muy positivo de cara a los competidores. De ahí, que elegir una buena logística y un buen servicio de reparto, pueden ser la clave para conseguir una buena rentabilidad y hacer llegar nuestro producto a cualquier cliente.

Anuncios

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook