La Organización Mundial de la Salud (OMS) dio a conocer que rociar, fumigar o sanitizar las calles con desinfectante, no es un método efectivo para eliminar el virus del COVID-19, sino que por el contrario, representaría riesgos para la salud de las personas.

A través de un documento que difundió el organismo este sábado, detalló que la limpieza y la desinfección de superficies que se hace de esa manera en algunos países, no es eficazpara sanitizar lugares abiertos:

“No se recomienda el rociado o la fumigación de espacios exteriores, como calles o mercados, para matar al virus causante de la COVID-19 u otros patógenos, pues la acción del desinfectante se ve anulada por la suciedad”, se lee.

De igual manera, la OMS detalló que implementar esta medida de desinfección “podría ser física y psicológicamente peligroso y no reduciría la capacidad de una persona infectada de propagar el virus a través de gotículas o por contacto”.

Por su parte, también recordaron que pulverizar cloro u otros productos químicos tóxicos, puede ocasionar Irritación en los ojos y en la piel, broncoespasmos, efectos gastrointestinales y demás afectaciones en las personas.

La OMS también desaconsejó el rociado sistemático de desinfectante en espacios cerrados para eliminar al nuevo coronavirus, pues afirmó que el rociado dentro de los edificios es ineficaz si no se hace directamente: «si se aplican desinfectantes, conviene hacerlo con un trapo o una toallita con desinfectante».

Anuncios

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook