Marcus Thuram, hijo del exfutbolista francés Lilian Thuram, anotó el 0-2 en la visita del Borussia Monchengladbach frente al Eintracht Frankfurt este sábado en el regreso de la Bundesliga. Sin embargo, Thuram besó a un compañero en la mejilla como parte de su celebración, por lo que podría ser sujeto a una sanción, pues la Bundesliga prohibió este tipo de acciones durante los partidos para evitar posibles contagios de COVID-19.

Caso similar sucedió en el juego del Hertha Berlín en el que Dedryck Boyata besó en la mejilla a su compañero Marko Grujic en un festejo y también hubo abrazos en las celebraciones de los goles.

Por otra parte, en los últimos minutos del juego entre Frankfurt y Gladbach, Jonas Hoffmann falló una jugada increíble en la que ya no había portero y se tardó demasiado para definir, por lo que un defensa alcanzó a barrerse y sacar el esférico.

Con información de Mediotiempo.

Anuncios

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook