En tiempos de distanciamiento social y las clases en línea por la pandemia de coronavirus, muchos maestros han tenido que incursionar en la tecnología y modificar su manera de dar clases.

Muchas veces funciona, pero también les impone nuevos retos a los que enfrentarse, como a los alumnos que se quedan dormidos en plena lección, su falta de entendimiento de la tecnología o las complicaciones con sus aprendices, que veces pueden llegar a desesperarlos por uno u otro motivo.

Este fue el caso de una maestra mexicana de universidad que, por alguna razón, se encontraba molesta con sus estudiantes, por lo que lanzó una serie de improperios hacia ellos, que no sería una sorpresa si se hubiera encontrado sola en su casa donde estos no pudieran escucharla.

Pero esa es una de las desventajas de las clases en línea, que a veces te puedes sentir solo cuando en realidad no lo estás.

Resulta que al momento de insultarlos, la profesora no se dio cuenta de que aún no había terminado la videollamada por donde les había dado clases y algunos alumnos seguían conectados, y lo peor, su micrófono seguía aún encendido.

“Se ponen bien perritos los burros… cabrones”, se escucha decir a la maestra con respecto a sus estudiantes, cuando evidentemente estaba platicando con alguien.

Redacción PRENSA.MX

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook