El organismo defensor da seguimiento a los casos que se registran en los centros penitenciarios.

Toluca, Estado de México, 13 de abril de 2020.- Este lunes 13 de abril, personal de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem), verificó las condiciones de respeto a los derechos humanos y aplicación de protocolos en que se llevó a cabo el traslado de 23 personas privadas de libertad (PPL) del centro penitenciario de Cuautitlán México, al penal de Nezahualcóyotl Norte para su atención médica, ya que cuatro de ellas dieron positivo al Coronavirus COVID-19 y el resto se registran como casos sospechosos.

Así lo informó el titular de la Visitaduría General de Supervisión Penitenciaria, Carlos Valdés Andrade, quien explicó que la instrucción del ombudsman Jorge Olvera García es dar puntual seguimiento a la atención que se otorga en los penales mexiquenses tanto a los casos sospechosos como a los positivos de COVID-19, a fin de garantizar el cumplimiento de los protocolos de prevención y protección de la salud, así como a las medidas emitidas por el Consejo General de Salubridad, tendentes a evitar la propagación del virus.

Detalló que a primera hora de este lunes, personal de Supervisión Penitenciaria se presentó en el penal estatal y observó las condiciones en que ocurrió el traslado, verificando que se cumplieron las medidas que garantizan el derecho a la protección de la salud tanto de los reclusos como del personal de seguridad y custodia, toda vez que se suministraron los insumos necesarios al efecto.

Indicó que la Visitaduría General de Supervisión Penitenciaria de la Codhem, ha fortalecido las acciones de colaboración institucional con las autoridades estatales de Control Penitenciario para salvaguardar los derechos humanos de las personas servidoras públicas, prestadoras de servicios que realizan actividades esenciales, de las PPL y sus familias, corroborando la correcta aplicación de protocolos de seguridad a fin de evitar que ante las medidas de contingencia adoptadas, como la suspensión de la visita familiar, se ponga en riesgo la estabilidad y el orden en los penales. 

Carlos Valdés puntualizó que el organismo defensor se mantiene atento para que se cumplan de forma incondicional las reglas de sanidad y que, en casos como el del Centro de Prevención y Reinserción Social de Cuautitlán, las PPL sean trasladadas de inmediato al centro penitenciario de “Neza Norte”, para su atención y seguimiento oportuno, toda vez que ese es el espacio habilitado para ello.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook