El jefe de la Jurisdicción Sanitaria 2, en Oaxaca, Daniel López Regalado, fue diagnosticado con COVID-19, pero escapó del centro hospitalario tras agredir al personal médico, presuntamente porque no se le dio atención preferencial.

Los hechos ocurrieron en el Hospital Regional del ISSSTE, en Oaxaca, donde el personal médico acusó al funcionario, responsable de la brigada de la Unidad de Emergencias Epidemiológicas, de escupirles porque se negaron a brindarle atención preferencial, tras lo cual huyó del centro de salud.

De acuerdo con los médicos del ISSTE, López Regalado fue ingresado a la sala de urgencias el pasado jueves 2 de abril, debido a que se agudizó el cuadro clínico de la enfermedad que le fue diagnosticada un día antes.

Los trabajadores del hospital señalan que el funcionario se molestó con el personal médico del turno que lo estaba atendiendo y colocándole suero, por lo cual se levantó de la cama y gritando por los pasillos comenzó a escupir a quien se encontrara de frente.

Debido a ello, seis trabajadores de Salud, a quienes escupió, tuvieron que ser puestos en cuarentena, disminuyendo el número de expertos que brindan atención en la clínica.

El funcionario presentó fiebre de 38 grados, dolor de cabeza, tos e irritación de garganta, conjuntivitis, dolor torácico y sensación de ahogo.

Algunos medios señalan que el funcionario contrajo la infección al encabezar la brigada que trabajaba con pacientes infectados por el virus SARS-Co-V-2.

La Secretaría de Salud de Oaxaca informó que Daniel López Regalado fue destituido de su cargo tras conocerse su comportamiento, e indicó que el funcionario de salud se encuentra hospitalizado y recibiendo atención psicológica.

Redacción Mexiquense Noticias

Anuncios

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook