Ecuador.-  Los sistemas de salud de Ecuador se han visto colapsados a causa de la pandemia originada por el covid-19,  y a su vez ha provocado que cientos de cadáveres sean abandonados en las calles de aquel país.

Dicha situación trató de ser reportada por el periodista ecuatoriano, Carlos Julio Gurumendi, que apenas pudo pronunciar palabras para describir lo que se estaba viviendo en Ecuador.

El vídeo muestra el momento en que el periodista, comienza su informe diciendo que a las dos de la tarde las iglesias católicas iban a sonar sus campanas para pedirle a Dios que ayude a la población a sobrellevar la crisis por el COVID-19.

Sin embargo, el comunicador con 35 años de experiencia se detuvo de improviso y lloró desconsoladamente, mientras que con su mano derecha hizo señales para que le dieran un momento para recuperarse. En seguida pidió perdón por no haber informado de manera serena.

“Con el replique de las campanas de la Iglesia Católica, se pide quedarse en casa, velar por los suyos, por sus familiares…”, dijo el reportero que se volvió a excusar y se alejó de la cámara para llorar.

Redacción Yucatan

Anuncios

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook