La alcaldesa de esa ciudad, Cynthia Viteri, reclamó al presidente Lenín Moreno por la demora en recoger los cadáveres. El gobierno nacional reconoció un «colapso», pero desmintió que vayan a crear fosas comunes para enterrar los cuerpos de personas que hayan muerto tanto por coronavirus como por otras patologías.

Diversos videos difundidos en redes sociales pusieron en evidencia la extrema crisis del coronavirus que viene atravesando Guayaquil (Ecuador). Imágenes de muertos en las calles o personas suplicando que recojan a sus difuntos, vienen siendo compartidas y comentadas en Twitter, Facebook y YouTube.

Según El Universo de Ecuador, el problema del retiro de cadáveres viene ocurriendo desde hace más de una semana. “La crítica era que al llamar al 911 nadie daba solución y los cuerpos se descomponían por dos y hasta cuatro días de espera”, aseguran.

La desesperación de los familiares

El temor a ser contagiado por los cadáveres viene causando desesperación en casas y calles de Guayaquil. Incluso el hecho de no tener la certeza de que la muerte sea por el Covid-19, también ocasiona gran angustia en familiares y vecinos.

Los casos que vienen ocurriendo en esta localidad de Ecuador son terribles. Estefanía Guerrero contó que su padre falleció el sábado por la mañana y hasta el mediodía del lunes el cuerpo no había sido levantado.

Estefanía explicó que llamó a la ambulancia porque su padre presentaba problemas respiratorios. Como los paramédicos no llegaban a su casa, decidió llevar a su padre a una clínica, pero no lo dejaron ingresar. Luego lo llevó a un hospital, pero murió en el camino.

Un policía le dijo que reporte el fallecimiento llamando al 911, pero nunca tuvo respuesta. “Yo ya no sé qué hacer, el olor es putrefacto”, dijo llorando a El Universo.

Pero este no es el único caso. El cadáver de Carlos Quinde, cura de la iglesia San Antonio de Padua de Guayaquil, pasa al menos 3 días sin ser recogido. Su hijo, que tuvo antes de dedicarse a la vida religiosa y que lleva el mismo nombre, dijo que falleció de un infarto, pero sospecha del coronavirus y se siente preocupado por todas aquellas personas que tuvieron contacto con él en misas, charlas y otras actividades propias del sacerdocio.

Según Expreso de Ecuador, otro familiar notó síntomas propios del coronavirus en los últimos días de Carlos Quinde. El hijo pidió al Ministerio de Salud que hagan pruebas a todos aquellos que estuvieron cerca al sacerdote.

Por su parte, Evelyn Mazzini contó que su tío Walter Olvera murió el viernes por la noche y le dijeron que pronto irían por el cuerpo, pero nunca llegaron.

“Estuvo enfermo desde el jueves. Se llamó a los números de emergencia y solo dijeron que tomara paracetamol y no les importaron los síntomas que él tenía. Falleció el viernes. Hemos insistido varias veces al 911 y la respuesta era que ya mismo llegaban. Ahora nos dicen que tenemos que esperar tres días para el levantamiento del cadáver”, dijo Evelyn Mazzini a El Universo.

View image on Twitter

¿Qué está ocurriendo?

Según indica el periodista en Ecuador, Carlos Vera, el elevado número de muertes ha sobrepasado la capacidad de las funerarias y los cementerios.

“Esta situación ha empeorado. Los tres grandes cementerios solo pueden cremar a diez personas por día (…) la cremación de cada cuerpo toma aproximadamente dos horas y además prefieren los compromisos con sus clientes», afirma a W Radio.

“El número de muertos al día son 170 y 60 corresponden a muerte natural, la diferencia a coronavirus o neumonía agravada”, agregó el periodista.

También indicó que las autoridades harán una “fosa común» de zanjas individuales para el entierro de los cadáveres. “Esto es lo más inhumano que puede haber, demorarse en el depósito de esos cádaveres”, sostuvo.

View image on Twitter

Expreso indicó que el gobierno de Ecuador ha reconocido dificultades para retirar los cadáveres de las casas debido a la crisis del coronavirus.

Carlos Vera también asegura que hay al menos 40 cadáveres en el hospital de Guayaquil. Ante la falta de pruebas de coronavirus, solo han evaluado a aquellas personas con síntomas graves.

El periodista aseguró que el gobierno de Ecuador “no está dando las cifras reales”. También afirmó que las ambulancias y los vehículos de criminilística no están bien distribuidas en su labor de recojo de cadáveres.

“Hay dos o tres casos de familias que han sacado sus muertos a las veredas para que los vayan a recoger”, dijo Carlos Vera según El Tiempo.

María Paula Romo, ministra de Gobierno, dijo el viernes que 100 cadáveres fueron regidos en Guayaquil durante los días 24, 25 y 26 de marzo. Aclaró que varios habían fallecido por causas asociadas al coronavirus, pero también registraron muertes por otras enfermedades.

Por su parte, la Policía Nacional de Ecuador afirmó que en Guayaquil se han levantado 308 cadáveres en 8 días (desde el 23 hasta el 30 de marzo) en diferentes casas.

Anuncios

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook