Luego de que la Arquidiócesis de Toluca presentó una serie de medidas para prevenir contagios de coronavirus entre la comunidad católica, el Arzobispo de Toluca, Francisco Chavolla, expusó que sí un pueblo pide misa, ésta se realizará, pero en un lugar abierto en donde no haya contacto uno con otro católico, dado a que hay templos chicos en donde caben 100 personas y podría haber algún riesgo de contagio.

En entrevista después de una misa en honor a San José en la catedral de Toluca, el Arzobispo Chavolla, dijo que ante esta situación del coronavirus , pidió a los fieles católicos que no se desesperen, y que confíen en Dios y en las autoridades que considera, están tratando de hacer las cosas lo mejor posible ante esta pandemia en el país.

«En primer lugar no tengan miedo, Dios está con nosotros , las circunstancias son difíciles, un poco adversas, pero la fuerza de la voluntad, la fuerza de unión del pueblo, hace acciones que vayamos previniendo en favor de la salud , son necesarias»

dijo a la comunidad católica Francisco Chavolla.

Agregó que están pospuestas las celebraciones de confirmaciones, bautizos y primeras comuniones, y en el caso de los matrimonios, se realizarán las ceremonias religiosas pero solo con un grupo reducido de personas. Sobre los templos, estos estarán abiertos para que la gente acuda a orar pero se debe evitar aglomeraciones de personas.

El Arzobispo de Toluca detalló que las representaciones de Semana Santa sí se suspenden porque por el momento no son necesarias.

Por último, en la misa en honor a San José realizada en la Catedral de Toluca, sí hubo fieles, incluso estuvo el presidente municipal Juan Rodolfo. Se pidió que en esta ceremonia que no se realizara el saludo de la paz entre los asistentes y que hubiera una distancia considerable entre ellos, esto como medida de prevención contra el coronavirus.

Información y fotos: Bernardo Jasso

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook