Toluca, Estado de México, 23 de febrero de 2020.- Y llego el elixir de los dioses, el cual podrás degustar en el Festival del Pulque, Mezcal y Cerveza Artesanal 2020 a realizarse en el pueblo mágico de Tlayacapan, Morelos.

El proceso para la preparación de esa bebida embriagante se inicia al extraer la savia de la planta, que previamente se castró para interrumpir el crecimiento de su brote central o quiote, cortándolo cuando el agave ha madurado después de un periodo que abarca de 7 a 15 años. Se perfora una cavidad en su corazón o piña raspándola para que brote el líquido.

El tlachiquero, sea hombre o mujer, coloca un extremo del acocote en su boca para succionar el aguamiel, y a continuación lo vierte cuidadosamente en un cántaro de cerámica, en un barril de madera o en un cuero de borrego o de cabra para transportarlo en su espalda amarrado con un mecapal sobre la frente, o atándolo con las cuerdas para trasladar varios recipientes a lomo de burro.

En el tinacal, o sea el lugar donde se fermentará el aguamiel, este líquido se coloca en recipientes limpios, tradicionalmente ollas de cerámica y a partir del periodo colonial en tinas que contienen un poco de pulque o semilla, para comenzar así el proceso bioquímico que dura de uno a dos días.

Las autoridades dieron a conocer que el evento se realizará el próximo 14 y 15 de marzo, en el encontraras pulque gourmet de flores, mazapán, quesos de cabra o sabores tradicionales como el cacahuate, mango, zarzamora, de guayaba, de avena, fresa, cajeta, entre más de 100 sabores, además podrás degustar el mezcal silvestre, así como una gran variedad de cervezas artesanales.

Durante estos días, también podrás degustar una crujiente tlayuda de chapulines, hasta una jugosa brocheta de pastor o fritas a la parrilla.

Tlayacapan, es un pueblito mágico que se ubica a tan solo 40 minutos al sur de la Ciudad de México, y es una opción para toda la familia, pues habrás de disfrutar sus calles, artesanías, gran variedad de alimentos.

De acuerdo con la arqueologia mexicana según las crónicas y códices del siglo XVI, antes de la conquista española en la Cuenca de México el consumo del pulque era restringido y se ofrendaba a los dioses en cántaros pequeños. Los ancianos podían consumirlo al igual que los enfermos, las mujeres recién paridas y los hombres que realizaban faenas pesadas. Además, quienes nacían el día dedicado a uno de los dioses de esa bebida, Ometochtli o 2 Conejo, estaban predestinados a embriagarse a lo largo de su vida

Pero si lo que quieres es sentirte como los dioses al beber este elixir ancestral, tienes que acudir a disfrutar este festival, y sumergirte en el amargo y aromático sabor de la cebada mientras escuchas mucha en vivo en sus diversos géneros musicales.

Con información de: El Universal

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook