A trece horas de que fueran tomadas las instalaciones de la Facultad de Ciencias de la Conducta, el rector Alfredo Barrera Baca se acercó con los estudiantes para escuchar su pliego petitorio y ofrecerles un diálogo no excedente a los 40 minutos, sin embargo, los manifestantes se negaron, por lo que la toma de la unidad académica se prolongará hasta el próximo lunes.

La reunión entre alumnos de distintas facultades y el gabinete universitario se desarrolló en las puertas de FaCiCo, ya que no se permitió el acceso de persona alguna.

Lo que comenzó como una protesta por los ciber delitos que presuntamente cometió un alumno de la carrera de Psicología, identificado como Daniel, rápidamente escaló en un reproche por la violencia de género que se ejerce al interior de las aulas, la inseguridad que se vive en las inmediaciones de FaCiCo y la preparatoria número 3, los altos cobros de las cuotas de inscripción así como los escándalos en los que se ha visto envuelta la UAEM.

Por ello, exigieron que se establezca una mesa de diálogo el próximo 24 de febrero con los integrantes del gabinete universitario, además de un descuento del 80 por ciento en las cuotas de inscripción y la capacidad de los alumnos para poder decidir en qué se aplican los recursos de la autónoma mexiquense.

“El paro va más allá del delito cibernético, nuestra Facultad entra en paro debido a los últimos sucesos de acoso por parte de los profesores y alumnos tanto como a mujeres y hombres, y por el manejo deficiente de la situación por parte de las autoridades. Por la inseguridad presentada día a día dentro y fuera de la escuela y las nulas medidas preventivas brindadas, hay asaltos, intentos de secuestro, intimidaciones, asesinatos… además de la ausencia de respuesta por parte del rector“.

Barrera Baca reconoció las demandas como legítimas, por lo que accedió a retirarse al estudio del pliego petitorio y entablar el diálogo el lunes.

Además, en entrevista posterior al encuentro, señaló que que no habrá descuentos para los trabajadores, académicos ni administrativos que no pudieron cumplir con su función en tanto dure el paro, aunque reconoció que de prolongarse, se podrían ver afectadas prestaciones como el bono de puntualidad y de asistencia.

Cabe señalar que para respaldar la decisión de la toma de la facultad, estudiantes de Antropología y Humanidades llegaron con víveres en mano, aunque se les puntualizó que no tendrán voto en las decisiones de la Asamblea de FaCiCo.

Pedro Pérez

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook