Ericsson se ha adherido a las recomendaciones de organismos internacionales como la OMS

El fabricante tecnológico sueco Ericsson ha anunciado este viernes su decisión de no acudir al Mobile World Congress (MWC) 2020, que se celebra del 24 al 27 de febrero en Barcelona, como medida de precaución ante la propagación del coronavirus, ya que considera que «no puede garantizar la seguridad de empleados y visitantes». La compañía se convierte en la segunda gran empresa internacional que decide retirarse del evento, después de que el fabricante coreano LG Electronics anunciara el martes pasado que no acudirá, como medida preventiva ante el brote de coronavirus. Sin embargo, las marcas chinas Huawei y ZTE sí han confirmado su asistencia aunque tendrán menos presencia.

En un comunicado, Ericsson explica que, tras el brote y la continua propagación del coronavirus, ha seguido de cerca su desarrollo y se ha adherido a las recomendaciones de organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS). En este contexto, la compañía sueca remarca que ha tomado una serie de decisiones para garantizar la salud y la seguridad de los empleados y minimizar el impacto que pueda tener el coronavirus en sus operaciones. «Después de una extensa evaluación interna de los riesgos, Ericsson ha decidido tomar más medidas de precaución retirándose del MWC Barcelona», anuncia. Y afirma que aprecia que la GSMA, entidad organizadora del evento, haya hecho «todo lo posible» para controlar el riesgo.

«Es muy desafortunado, pero creemos firmemente que la decisión comercial más responsable es retirar nuestra participación del evento de este año «, dice en el comunicado Börje Ekholm, presidente y consejero delegado de la marca sueca.

Sin apretones de manos

La GSMA anunció el pasado martes la implementación de medidas preventivas para evitar un posible contagio. La organización pondrá en marcha un protocolo que implica cambiar frecuentemente los micrófonos de los conferenciantes y sugiere a los asistentes abstenerse de dar apretones de manos. En su comunicado, GSMA aseguraba que el evento no se verá afectado por el coronavirus y «seguirá según lo planeado» en todas sus sedes.

El Mobile World Congress es una de las citas internacionales más esperadas y a ella acuden, año tras año, representantes de las empresas de tecnología más destacadas del mundo. En los últimos días, distintas empresas han empezado a pronunciarse sobre si asistirían o no al evento. La primera fue LG, que el martes pasado anunció que no acudiría. En un comunicado, la compañía coreana explicó que tomaba esa medida para «anteponer la seguridad y la salud de sus empleados» evitando traslados entre diferentes países ante la crisis sanitaria. La marca prevé celebrar próximamente otros actos para anunciar sus nuevos móviles de 2020.

Por su parte, las marcas chinas Huawei y Oppo han confirmado que estarán en la cita de Barcelona, aunque la primera disminuirá su participación y enviará menos personal. Fuentes de Huawei explican que «sigue prevista» su participación, aunque probablemente reducirán el número de personas que se desplazarán a España y enviarán a más gente desde Europa que desde China. En cualquier caso, indicaron que el personal chino que viaje a Barcelona mantendrá un periodo de aislamiento antes de asistir al Congreso, además de poner en práctica medidas estrictas de precaución y protección, como pruebas de temperatura corporal.

Redacción el País

Anuncios

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook