Un grupo de aproximadamente 150 personas que se dedican al reciclaje, la elaboración y la distribución de bolsas de plástico, se concentraron en el Zócalo capitalino para emprender su marcha hacia el Congreso de la Ciudad de México, ubicado en las calles Donceles y Allende, en el Centro Histórico.

Esta movilización es en protesta por la nueva Ley de Residuos Sólidos que entró en vigor el pasado 2 de enero del presente año, la cual prohíbe el uso, la elaboración y la comercialización de estos artículos en la capital del país.

Los inconformes argumentan que 59 mil personas han perdido su única fuente de trabajo con la que mantenían el sustento de sus familias.

El contingente arribó a la puerta principal del Congreso de la Ciudad de México en donde una comisión de ocho personas, representantes de la clase trabajadora, ingresaron para entablar una mesa de diálogo con los legisladores capitalinos sobre dicha ley, la cual exigen sea derogada.

Por algunos instantes obstruyeron la vialidad de las callest Donceles y Allende. Sin embargo, al ser recibidos se replegaron hacia las escalinatas del recinto capitalino liberando la vialidad.

Con información de Excélsior

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook