Rosario Piedra Ibarra, presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), dice que tras los choques entre la Guardia Nacional y migrantes centroamericanos, las tres quejas que se han presentado son por rasguños, jaloneos y uso de gas pimienta.

“No justificamos ningún tipo de agresión, por mínima que sea, pero lo importante es que no se pusieron en riesgo sus vidas”, afirmó en entrevista con El Universal.

Se pronunció por un libre tránsito entre fronteras y aseguró que espera información de sus enviados para tener información precisa sobre lo ocurrido en Chiapas.

Redacción Tribuna


There is no ads to display, Please add some

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook