Cd. de México El Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que no recibirá a la marcha que encabezarán Javier Sicilia y miembros de la familia LeBarón desde Morelos, ya que no le gusta ese tipo de propaganda.

Cuestionado sobre la movilización que partirá el próximo 23 de enero para llegar a Palacio Nacional, López Obrador dijo que los activistas serán recibidos por el Gabinete de Seguridad.

«Pueden entrar al Palacio Nacional, van a ser recibidos, pero no los voy a recibir yo, los va a recibir el Gabinete de Seguridad, para no hacer un show, un espectáculo. No me gusta ese manejo propagandístico. Los va a recibir el Gabinete de Seguridad y se les va a dar toda la atención, se les va a respetar en todo, van a contar con todo el acompañamiento para que no sean molestados, están ejerciendo sus libertades», aseguró.

El político tabasqueño consideró que una audiencia de este tipo se presta a que se presente una «imprudencia» o «una falta de respeto», y él debe cuidar la investidura presidencial. 

«Nada más que tenerlos ahí conmigo, pues tengo que cuidar la investidura presidencial, como decía Adolfo Ruiz Cortinez: ‘no soy yo, es la investidura’. Si de repente se altera alguien, hay un exabrupto, es el Presidente de México, es una institución, es el Presidente que representa a todos los mexicanos, y tengo que cuidar esa investidura, porque en otros casos han habido excesos y para qué exponernos», explicó.

López Obrador comentó que los Secretarios Alfonso Durazo, de Seguridad; Luis Sandoval, de Defensa; Rafael Ojeda, de Marina, y Olga Sánchez Cordero, de Gobernación, estarán para recibirlos, y él recibirá el informe de la reunión.

Solo pidió que para el encuentro ingrese una comisión y que haya orden.

«La democracia es orden, es orden democrático, y la política, entre otras muchas cosas, se creó para poner orden en el caos, entonces vamos a cumplir de esa manera», expresó.

Redacción Reforma

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook