El bebé de Sierra perdió la vida debido a un trastorno genético, por lo que su madre decidió solidarizarse con otros menores necesitados

Una joven de 25 años llamada Sierra Strangfeld, originaria de Wisconsin, donó casi 15 litros de leche materna tras la muerte de su bebé para poder alimentar a otros que lo necesiten.

Samuel, el bebé de Sierra, perdió la vida debido a un trastorno genético, por lo que su madre decidió solidarizarse con otros menores enfermos o necesitados dándoles la leche materna que ella no utilizaría.

A través de su cuenta de Facebook, Sierra compartió una fotografía con varias bolsas de leche y un mensaje que decía:

No pude salvar la vida de Samuel, pero tal vez podría salvar la vida de otro bebé”.

Eso de inmediato la convirtió en el centro de atención de cientos de usuarios que comenzaron a compartir su imagen y mostrarle su apoyo y agradecimiento por tan noble acción.

Durante su primer embarazo, Sierra no pudo amamantar a su hija por no poder producir leche, entonces fue gracias a su cuñada que su pequeña pudo resistir los primeros meses de vida.

La acción inspiró a Sierra para ayudar a bebés que necesitaran de leche materna para poder crecer y alimentarse.

Antes de que Samuel falleciera, me dije a mí misma que me sacaría la leche para donarla. Después de todo, a Porter -su otra hija- le dieron leche donada más de la mitad de su primer año de vida”.

Samuel nació con una trisomía en el cromosoma 18, trastorno mejor conocido como el Síndrome de Edwards en el que una persona tiene una tercera copia de su material genético.Esto afecta a 600 neonatos haciendo que una serie de desenlaces médicos sean potencialmente mortales para los bebés y finalmente los haga morir durante su primer mes de vida. Samuel murió a las tres horas de haber nacido.Sierra donó los litros de leche al banco de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y creó la fundación Sonriendo por Samuel, la cual busca concientizar sobre el Síndrome de Edwards.

.Con información de Plumas Atómi

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook