Las elecciones fueron aprobadas por unanimidad, tras un acuerdo consensuado por todas las fuerzas políticas

El Senado de Bolivia aprobó por unanimidad la convocatoria a nuevas elecciones, en las que no figurará el ex presidente Evo Morales, tras un acuerdo consensuado por todas las fuerzas políticas.

Los senadores respaldaron al llamado proyecto de ley, sobre el Régimen Excepcional y Transitorio, para realización de elecciones generales, que ahora debe pasar por la Cámara de Diputados, la cual le daría trámite inmediato en la jornada, previo a promulgación por parte de la presidenta interina Jeanine Áñez.

En el proyecto se establece el saneamiento del padrón electoral, además de la sustitución de todas las autoridades del Tribunal Supremo Electoral y la habilitación de nuevos candidatos y alianzas, explicó el senador Oscar Ortíz, de la bancada opositora a Morales.

“Tenemos que generar confianza en la población”, dijo Omar Aguilar, senador por el partido del ex presidente.

Desde el anuncio del acuerdo, los puntos de bloqueos fueron abandonados y las protestas cedieron, además de que en La Paz empezó el abasto de alimentos.

Evo Morales renunció a la presidencia de Bolivia el 9 de noviembre, luego de que se encontraron irregularidades en el conteo de votos de las elecciones, en las que buscaba un cuarto mandato.

Posteriormente se fue México, donde ha recibido asilo, mientras que sus hijos, Evaliz y Álvaro, hoy dejaron el país para ir a Argentina, según informó el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, en su cuenta de Twitter.

Redacción La Vanguardia

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook