Tras un año de pesquisas, la Fiscalía de Colombia en coordinación con la DEA lanzaron el operativo »Galeón», el objetivo desarticular la red del CJNG en Sudamérica

Una reunión clandestina de integrantes del cártel Jalisco Nueva Generación(CJNG) en Colombia para trazar las nuevas rutas para el envío de cocaína hacia Estados Unidos, derivo en la detención de 10 personas entre ellas un capo mexicano y un militar venezolana.

Una investigación de Noticias Caracol, reveló que tras un año de pesquisas, la Fiscalía de Colombia en coordinación con Agencia de Administración para el Control de Drogas (DEA) lanzaron el operativo «Galeón», con el objetivo de desarticular la red del CJNG en centro y Sudamérica.

El operativo arrancó cuando uno de los jefes criminales apodado »Manny», regresó a México tras la cumbre en Bogotá, sin saber que sus comunicaciones fueron intervenidas y con lo que se logró identificar la operación del CJNG en Colombia.

En esta operación un colombiano identificado como Hamilton era el encargado, por el CJNG, de conseguir desde Villavicencio las rutas, las aeronaves y los contactos en Venezuela, para permitir el paso de aviones cargados con coca por el espacio aéreo del país vecino sin ser detectadas. 

Para ello contaron con el apoyo de Gino Alfonso Garcés, un capitán de la Fuerza Aérea de Venezuela, que recibía 250 mil dólares por entregar el código de ingreso aéreo de las aeronaves, y otros 250 mil dólares para no enviar los aviones de combate y así evitar que los narcojets provenientes de México fueran derivados.

La ruta de las aeronaves contemplaba su regreso a Guatemala y Honduras, pero fue en ese punto donde los aviones de inteligencia grabaron el momento en que los paquetes de cocaína eran descargados, para posteriormente quemar la nave en que era transportada.

Ante la alerta de la Policía Antinarcóticos de Colombia, las autoridades hondureñas junto con la DEA, lograron la incautación de la droga y la captura de »El Negro», enlace del CJNG en dicho país. 

Tras su detención, »El Negro» fue extraditado a Estados Unidos, donde a cambio de beneficios delató a la red del cártel mexicano que operaba en centro y Sudamérica, lo que confirmó la participación del capitán venezolano y proporcionó la identidad de un segundo capo en Colombia

Con información de Milenio

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook