Al llegar a México para recibir asilo, Evo Morales dijo que el Presidente Andrés Manuel López Obrador, el Canciller Marcelo Ebrard y el Gobierno de México le salvaron la vida.

«Quiero decirles que estamos muy agradecidos porque el Presidente de México, el Gobierno, el pueblo boliviano me salvó la vida», dijo en un mensaje a medios.

«Estamos muy agradecidos, hermano Canciller (Ebrard), muchas gracias por salvarnos la vida».

El boliviano llegó a México para ser asilado político del Gobierno federal.

Tras renunciar a la Presidencia de Bolivia, Morales abordó un jet Gulfstream G-550 para ser trasladado desde La Paz a México. El avión costó 55 millones de dólares, y es uno de los 72 aviones que se encuentran a la venta por parte de la administración amlista.

De ida, el jet hizo escala en Lima, Perú, para repostar combustible y de regreso en Asunción, Paraguay.

Ayer, el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, dijo que se daba el asilo a Morales «por razones humanitarias y en virtud de la situación de urgencia que enfrenta en Bolivia, en donde su vida e integridad corren riesgo».

Redacción Reforma

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook