Petróleos Mexicanos (Pemex) reconoció que este domingo fue víctima de intentos de ataques cibernéticos, que fueron neutralizados oportunamente, «pero que afectaron a menos del 5% de los equipos de cómputo de la empresa».

Mediante un comunicado, la petrolera aseguro que la producción, abastecimiento e inventarios de combustible están garantizados.

Indico que la empresa opera con normalidad: “El funcionamiento de los sistemas de operación y producción de la empresa no están comprometidos, además de que se encuentran blindados”, añadió.

Detalló que la red interna de Pemex, al igual que todas las grandes empresas e instituciones gubernamentales y financieras, nacionales e internacionales, recibe con frecuencia amenazas y ataques cibernéticos que hoy no han prosperado.

Hizo un llamado a la comunidad petrolera y a la sociedad, a evitar rumores que dañan la imagen de la empresa.

Desde la tarde de hoy, reportes de trabajadores de Pemex a EL UNIVERSAL así como información obtenida por Reuters apuntaron a un ataque de ransomware en los equipos de la empresa, la cual no se había pronunciado.

De acuerdo con el reporte de Reuters, el  fin de semana un ataque cibernético habría afectado a miles de computadoras y a diversos servidores de la compañía a nivel nacional.

Pemex notificó a empleados en la víspera, a través de correos electrónicos, que registró un incidente en un área de cómputo ubicada en el Estado de México, que consistió en la detección de un «ransomware» que podía bloquear sus pantallas y cifrar archivos importantes
«Este scareware ya está siendo atacado y se espera la solución en las próximas 48 horas», decía el correo electrónico.

Con información de Reuters.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook