El expresidente Evo Morales aceptó el ofrecimiento de asilo que le hizo México, tras su renuncia, confirmó Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores.

“En términos de la legislación vigente, previa opinión de la Secretaría de Gobernación en voz de la ministra Olga Sánchez Cordero, ha decidido concederle asilo político a Evo Morales por razones humanitarias y en virtud de la situación de urgencia que se enfrenta en Bolivia en donde su vida e integridad corren riesgo”, señaló el Canciller mexicano en conferencia de prensa.

Afirmó que el Senado de la República está siendo informado para solicitar su respaldo en esta decisión, además de informar al Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia para que bajo el derecho internacional se proceda a otorgar el correspondiente salvo conducto y garantías de que la vida e integridad del ex presidente no serán puestos en peligro.

“El primer ordenamiento en materia de asilo data de 1983 cuando México y Colombia firmaron un pacto de no extradición por delitos políticos. Nuestra tradición ha sido siempre por la protección de los perseguidos políticos, la tradición a la que me refiero tiene como base el artículo 15 de nuestra constitución, basta recordar que México ha sido tierra de asilo a personajes como Giussepe Garibaldi, José Martí o Víctor Raúl Haya de la Torre”, apuntó el canciller.

El paradero del expresidente Evo Morales se desconoce en estos momentos, luego que este domingo presentó su renuncia a la primera magistratura del país y de que denunció la existencia de una “orden de aprehensión ilegal” en su contra.

Morales escribió en su cuenta de Twitter: “Denuncio ante el mundo y pueblo boliviano que un oficial de la policía anunció públicamente que tiene instrucción de ejecutar una orden de aprehensión ilegal en contra de mi persona; asimismo, grupos violentos asaltaron mi domicilio. Los golpistas destruyen el Estado de Derecho”.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook