Inmediatamente después de la renuncia del presidente de Bolivia, Evo Morales, las calles de La Paz y otras ciudades del país se convirtieron en un carnaval, con el estallido de petardos y miles de manifestantes ondeando banderas tricolores bolivianas(rojo, amarillo y verde).

Evo Morales apreció en la televisión para anunciar su renuncia, tras lamentar un “golpe cívico” y que la Policía se hubiera replegado a sus cuarteles en los últimos días.

bolivia-electionprotests_106796211.jpg

Morales pidió a los líderes opositores Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho, a los que acusa de instar un golpe de Estado para echarle del poder, que “no maltraten” a los bolivianos y les “dejen de patear”.

“No queremos enfrentamientos”, agregó, a la vez que dijo renunciar para propiciar la “pacificación” de Bolivia y que “vuelva la paz social”.

bolivia-electionprotests_106795842.jpg

El país atraviesa una seria crisis desde las elecciones del 20 de octubre, en las que fue proclamado vencedor pero la oposición denunció fraude y pidió su renuncia.

Los enfrentamientos entre afines y contrarios a Morales dejan desde entonces tres muertos y más de cuatrocientos heridos.

Mesa festeja renuncia de Evo Morales

El expresidente boliviano Carlos Mesa (2003-2005) celebró el «fin de la tiranía», en alusión a la renuncia del mandatario Evo Morales y del vicepresidente del país, Álvaro García Linera.

«A Bolivia, a su pueblo, a los jóvenes, a las mujeres, al heroísmo de la resistencia pacífica. Nunca olvidaré este día único. El fin de la tiranía. Agradecido como boliviano por esta lección histórica. Viva Bolivia!!!!!», escribió Mesa en Twitter.  

Por su parte, el líder cívico opositor Luis Fernando Camacho publicó en Facebook que «no se levantan los bloqueos, no todavía» y anunció que se trasladará a su natal Santa Cruz en las próximas horas para dar un mensaje.

bolivia-electionprotests_106797085.jpg

El mandatario, que asumió el poder en 2006, había ganado las elecciones del 20 de octubre. Sin embargo, una inexplicable pausa en el conteo de votos de casi un día, provocó acusaciones de fraude y generó protestas de la oposición, huelgas y bloqueos de carreteras.

Finalmente, el informe preliminar de la OEA, que realizó una auditoría de los comicios, dio cuenta de inconsistencias en el proceso de octubre.

Con información de Agencias

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook