Alrededor de las 07:00 horas, el sujeto comenzó a hacer señas para que los transeúntes lo auxiliaran, sin embargo, las personas carecían de conocimientos en primeros auxilios.

Refirieron que la victima hacía señas con las manos y parecía que no podía respirar, por lo que interpretaron los síntomas como un atragantamiento: “Como estaba muy gordo no pudimos abrazarlo para apachurrarle la panza y sacarle lo que tenía atorado”, agregó uno de los peatones.

En cuestión de minutos, el hombre se desvaneció y quedó inconsciente. Momentos después, arribaron técnicos en urgencias médicas, quienes nada pudieron hacer por la víctima.

Luego de diagnosticar el deceso, cubrieron el cuerpo del difunto y dieron parte a la agencia del Ministerio Público y agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México colocaron un cordón de seguridad.

Decenas de elementos de la Policía Auxiliar, Preventiva y de la Guardia Nacional se colocaron en la explanada del metro y resguardaron la escena del suceso. Asimismo, varios familiares acudieron a reconocer el cuerpo.

Lo identificaron como Jesús “N”, a quien le apodaban “El Gordo” por sus características físicas; personas del lugar comentaron que trabajaba en el Mercado Morelos recolocando residuos inorgánicos.

Por último, servicios periciales llevaron el cuerpo al anfiteatro correspondiente para practicarle la necropsia de rigor y definir las causas de su muerte.

Redacción OEM

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook