Las tecnologías contemporáneas que abren espacio a las plataformas de comunicación virtual, han sido el parte aguas para que la actividad democrática y social del siglo XXI se fortalezca.

 En México hemos visto una amplia pluralidad de ideas a través de las redes sociales, es por ello y para ello que bajo este contexto los activistas sociales, políticos y administradores públicos (por mencionar algunos ejemplos), debemos reconocer el área de oportunidad que estos instrumentos regalan para fortalecer la participación ciudadana.

Como joven, amante del papel que juegan las #RedesSociales, reconozco el valor y el fortalecimiento de las actividades que han sido disruptivas para una nueva generación de procesos electorales, participación ciudadana y comunicación social.  A simple vista los jóvenes denotan una participación activa en la población digital, por lo que destaca que la participación juvenil es más fuerte en la materia virtual. En tanto, los cibernautas debemos asumir con seria responsabilidad el manejo y uso de estas plataformas digitales, pues, así como son necesarias para comunicarnos y construir, también ponen riesgo la vida democrática y el sano intercambio de la información.

Las redes sociales, en su uso desmedido han sido utilizadas como vehículo para desvirtuar o influir en la sobrevaloración de ejercicios sociales, gubernamentales o de otra índole.  Por ejemplo, en tiempo de elecciones el exceso de falsa información en algunos candidatos, fue un factor predominante para la decisión del electorado que fue influenciado por las “FakeNews”.

¿Por qué es a estas alturas del partido es tan importante hablar de la innovación democrática y #FakeNews? Pues a un año de la gastada “cuarta transformación”, es cada vez más evidente que el gobierno federal pierde credibilidad ante los hechos que en las mismas redes se manifiestan, siendo así muy importante la información que los cibernautas leen y transmiten a propósito de los aciertos y errores del partido en el poder.  Con los alcances de la tecnología hoy podemos saber qué acciones tomadas por las autoridades no han producido los efectos que prometen,

Destacable será, que nuestra única fuerza y herramienta para mejorar la calidad de la actuación de las autoridades, será la presión colectiva, que a pequeña o gran escala se continuará haciendo a través de las Redes Sociales.

Concluyo con una frase merecedora de citar: “Las redes sociales sin objetivos son como una silla mecedora: mucho movimiento, pero no te llevan a ningún lado”-Pedro Rojas

Fernanda Salazar

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook