CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que “no hay nada que temer” pues, tras reflexionar, considera que su gobierno va por el camino correcto.

“Creo que vamos bien, ese es mi balance. No hay nada que temer. Vamos muy bien porque estamos cumpliéndole al pueblo, y el pueblo nos está apoyando, nos está respaldando”, dijo el mandatario a través de un video en sus redes sociales.

Lo anterior, luego de que ayer publicara que no hay condiciones para un golpe de Estado pues, a diferencia de Francisco I. Madero, “la transformación” que él encabeza “cuenta con el respaldo de una mayoría libre y consciente, justa y amante de la legalidad y la paz”.

“Aquí no hay la más mínima oportunidad para los Huertistas, los Francos, los Hitler o los Pinochet. El México de hoy no es tierra fértil para el genocidio ni para canallas que lo imploren”, tuiteó.

Los dichos del tabasqueño fueron antecedidos por una serie de cuestionamientos tras el operativo fallido en Culiacán, Sinaloa, el 17 de octubre en donde se capturó y posteriormente liberó a Ovidio Guzmán López, hijo de “El Chapo”.

Entre los señalamientos, se encuentra el del general Sergio Aponte quien, en entrevista con Proceso, dijo que tras el operativo hay enojo y decepción en el Ejército.

El breve video subido a sus redes sociales de este domingo fue filmado desde su rancho en Palenque, Chiapas, en donde el presidente y su familia pasaron el fin de semana por las festividades del día de muertos.

El mandatario señaló que el descanso de dos días le sirvió para recordar a sus difuntos, entre los que se encuentran sus padre, su hermano y su fallecida esposa, Rocío Beltrán Medina.

Redacción Proceso

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook