Miles de partidarios de la unidad de España, 80 mil según la Guardia Urbana, se movilizaron este domingo en el centro de Barcelona (noreste) para demostrar, según los organizadores, que existe una mayoría de la población que no es independentista.

Sin embargo, las entidades convocantes cifraron en 400 mil personas las que se congregaron para pedir la unidad constitucional de España, después de nuevos incidentes este sábado entre la Policía y los secesionistas radicales.

De acuerdo con el último sondeo realizado del Centro de Estudios de Opinión (CEO) del Gobierno regional catalán, un 48.3% de los catalanes son contrarios a la independencia, frente a un 44% que la apoya.

En el manifiesto final de la marcha, leído en catalán, castellano, inglés y francés, los convocantes aseguraron que la Cataluña constitucionalista «nunca más volverá a ser silenciada, ni podrá ser despreciada, ni devuelta a la oscuridad».

Las calles son y serán de todos, no de quien intimida para tomarlas», dijeron miembros de Sociedad Civil Catalana, la entidad organizadora de la marcha.

A la manifestación que recorrió el centro de Barcelona para decir «basta» al proceso independentista, se sumaron dirigentes del gobernante Partido Socialista (PSOE), del conservador Partido Popular (PP) y de Ciudadanos (liberales).

También estuvo presente la formación de extrema derecha Vox, pese a no haber sido invitada.

La concentración, plagada de banderas españolas y de la oficial de la comunidad autónoma de Cataluña, estaba convocada por la organización Sociedad cCivil Catalana bajo el lema «Por la concordia, por Cataluña: ¡basta!».

Con información de Excélsior

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook