Al ingresar las autoridades hallaron toneladas de droga, dinero, armas y un altar para el diablo, del que es adorador ‘El Lunares’

CIUDAD DE MÉXICO. Una imagen captada la semana pasada por las cámaras del C5 fue clave para ubicar al jefe de La Unión en Tepito, en esta aparece con gorra y sudadera negra, lleva una mochila cruzada en el pecho; se ve rodeado por algunos sujetos, y frente a él, un agente uniformado de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC).

Se supo que Oscar “F”, El Lunares, estaba en la vecindad 33 de Peralvillo ya que él mismo organizó el velorio para tres sicarios que secuestraron en Garibaldi, asesinaron en un estacionamiento, y abandonaron en la zona de Ecatepec.

Las cámaras permitieron a las autoridades confirmar que “El Lunares” estaba en su centro de operaciones, al cual ya no acudía de manera tan recurrente. Pero aquella noche fue a despedir a sus cercanos.

Otra imagen obtenida por las autoridades es la del papá de El Lunares, él también aparece con policías capitalinos, en ese mismo lugar.

Gracias a estas imágenes, el jefe de la Policía de la Ciudad, Omar García Harfuch, terminó de afinar los detalles para el operativo que ejecutaron la madrugada de este martes.

Ayer, el mando policiaco reconoció que investigan qué autoridades locales dan protección al grupo delictivo en la zona centro de la capital.

«Evidentemente si se aseguraron esa cantidad de armas en una zona céntrica de la ciudad y esa cantidad de droga es porque gozaban de la protección de alguien, de alguna autoridad de la Ciudad de México y eso también lo estamos investigando», dijo al dar un resumen del resultado del operativo.

Por eso, la movilización fue planeada de manera quirúrgica por un Grupo Especial de Inteligencia de la CDMX y por el propio García Harfuch. Muy pocas personas supieron del operativo.

Así, alrededor de la 1:00 de la mañana, más de 600 de sus agentes de la SSC, apoyados con 130 elementos de la Secretaría de Marina, llegaron al barrio y cerraron todos los accesos.

De inmediato un grupo más pequeño se encaminó a las dos principales vecindades controladas por El Lunares: El 33 de Peralvillo, y el 42 de Jesús Carranza. Se trata de vecindades que están conectadas por un túnel que mandó construir este sujeto.

A las 2:40 llegó García Harfuch. Al entrar, él y sus agentes hallaron una revolvedora de cemento, una planta para soldar, una de energía eléctrica… toda la maquinaria que usaba “El Lunares” para construir su bunker.  En paredes, árboles y rincones, había cámaras de seguridad. Los policías las arrancaron.

Cuando quisieron entrar a los departamentos de la vecindad, se toparon con puertas reforzadas con acero. “Tenían una especie de blindaje”, explicaba ayer García Harfuch.

Pero cuando lograron hacerlo, hallaron ahí los narco-túneles de “El Lunares”, toneladas de droga, dinero, armas…un altar para el diablo, del que es adorador, y el altar para sus caídos.

En ese lugar tenía las fotos de sus sicarios asesinados, esos a los que les preparó el velorio, que lo puso en evidencia con la policía. 

Los agentes detuvieron a 31 de sus trabajadores. Al parecer, él logró escapar. Las autoridades están seguras que ahí estuvo horas antes, pero no pudieron ubicarlo. Un dron sobrevoló la zona para ubicarlo desde el aire… al final escapó.

“El Lunares” asumió el control de La Unión, en Tepito, tras la captura de Roberto Moyado, El Betito. Él le heredó el poder, a cambio de un porcentaje para su familia.  Su búsqueda, continúa.

Redacción Excelsior

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook