Los manifestantes incendiaron y rompieron los equipos de varias estaciones del transporte subterráneo

El metro de Chile, considerado el sistema de transporte más moderno de la región, sufrió fuertes destrozos en varias estaciones por las violentas protestas, que se originaron como un reclamo frente al aumento del precio del pasaje. Los daños fueron estimados en al menos medio millón de dólares por las autoridades de la empresa encargada de la red.

El sistema cuenta con 136 estaciones divididas en 7 líneas, con una extensión de 140 kilómetros. Es el medio de transporte más usado de la capital.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook