El Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo sus perspectivas de crecimiento para la economía hacia el final del sexenio, pues estima que en 2024 el país alcanzará un nivel de 2.4 por ciento, desde el 2.7 proyectado en abril pasado.

De acuerdo con el documento Perspectivas de la Economía Mundial, en México el crecimiento se desaceleró bruscamente durante el primer semestre de 2019, debido a la elevada incertidumbre política, la baja ejecución del presupuesto y algunos factores transitorios.

Además, abundó el organismo, en México la inversión sigue siendo débil y el consumo privado se ha desacelerado, lo que refleja la incertidumbre política, el debilitamiento de la confianza y los mayores costos de endeudamiento.

Economía mundial crecerá menos
Para la economía mundial, el FMI estima un crecimiento de 3 por ciento, por debajo del 3.2 por ciento estimado en julio pasado, mientras que para 2020 las proyecciones las redujo de 3.5 a 3.4 por ciento.

El organismo explicó que después de desacelerarse bruscamente en los últimos tres trimestres de 2018, el ritmo de la actividad económica mundial sigue siendo débil y, en especial, el ritmo en la actividad manufacturera se ha debilitado sustancialmente, a niveles no vistos desde la crisis financiera mundial.

Detalló que el aumento de las tensiones comerciales y geopolíticas han aumentado la incertidumbre sobre el futuro del sistema de comercio mundial y la cooperación internacional en general, afectando la confianza empresarial, las decisiones de inversión y el comercio global.

No obstante, el cambio notable hacia una mayor política monetaria acomodaticia ha amortiguado el impacto de estas tensiones en el sentimiento y la actividad del mercado financiero, mientras que un sector de servicios, en general, resistente ha apoyado el crecimiento del empleo; en este contexto, las perspectivas siguen siendo precarias.

Con información de MILENIO

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook