Ocuilan, México a 1 de octubre de 2019.- Tras las intensas lluvias que han azotado en el Estado de México, más de 25 deslaves se registraron a lo largo de 28 kilómetros de carretera que conecta de Ocuilan a Cuernavaca.

Ante esto, tres puentes vehiculares fueron dañados y se reportan toneladas de lodo y troncos que obstruyen la vialidad; además, el fenómeno natural arrasó con los cárcamos, cajas de agua y tuberías en las comunidades de Mexicapa, Aguatenco, Tlatempla y Tlatizapan.

El alcalde de este municipio, Félix Alberto Linares González, solicitó apoyo de la Secretaría de Desarrollo Social del Estado de México y a la Secretaría de Bienestar, para acudir a brindar auxilio, debido a que las comunidades antes mencionadas se quedaron sin agua.

Incluso, la hija del edil y presidenta del DIF municipal, Vanesa Linares, solicitó ayuda a civiles de entidades cercanas, pues afirma que los pobladores necesitan víveres y agua embotellada. «El lugar de acopio será en el DIF municipal y de ahí la trasladaremos o también si es oportunidad de ustedes, nos pueden ayudar a llevarla a las comunidades».

El presidente municipal afirmó que estos efectos de la naturaleza no son comunes, por lo que relacionó directamente los estragos a la tala clandestina que afecta a Ocuilan. «Este es un efecto de la tala clandestina que he denunciado durante muchos meses atrás y no solo es de la temporada de lluvias».

Por Carlos Martínez

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook