La Casa de las Flores 2: Los personajes en búsqueda de su identidad

La Casa de las Flores 2: Los personajes en búsqueda de su identidad La Casa de las Flores 2: Los personajes en búsqueda de su identidad La Casa de las Flores 2: Los personajes en búsqueda de su identidad

CIUDAD DE MÉXICO.- La búsqueda de la identidad, de su rol en la familia y de su propia vida como individuos es a lo que se enfrentan los integrantes del núcleo principal de la serie La casa de las flores, cuya segunda temporada será estrenada por Netflix el 18 de octubre.

La historia escrita, dirigida y producida por el mexicano Manolo Caro se enfoca nuevamente en la familia de La Mora, que tras la inesperada muerte de la matriarca –interpretada en la primera temporada por Verónica Castro–, tiene a los tres hijos, a quienes le dan vida Cecilia Suárez, Aislinn Derbez y Dario Yazbek, al esposo, recreado por Arturo Ríos,  en una exploración personal que los enfrenta a sus propios conflictos, sus miedos e inquietudes.

“Hablar de una familia tiene mucha tela de donde cortar. Eso hace más fácil el camino para plantear a los nuevos personajes. Es uno de los grandes aciertos de La casa de las flores, que los hijos: los personajes de Bruno Riquelme de La Mora, interpretado por Luis de la Rosa, y Alexa de Landa, que hace Micaela Sánchez, crecen, así como sus conflictos. Las relaciones cambian desde el duelo.

“Es muy orgánico enfrentarse a una segunda temporada de una familia, porque todos pertenecemos a una y hemos visto cómo en nuestra casa entran y salen personas que dejan aprendizaje”, expresó el director Manolo Caro a Excélsior.

Es a través de esta historia, que Caro enfatiza en la complejidad del núcleo social básico del ser humano como la familia y a la par, hace un homenaje a aquellos lugares personalmente familiares como España (donde inicia esta segunda etapa) y México; así como a los sonidos que marcan en soundtrack de su vida y que van desde Mecano hasta Gloria Trevi, Pimpinela y música ranchera, entre otros –todos ellos en algún momento cantados, o hechos en playback, por alguno de los personajes–.

“A uno siempre le gusta retratar espacios y lugares que representan algo en mi vida, que me generan afecto, cariño y nostalgia.

En este caso, España es parte de la serie porque es un agradecimiento al gran recibimiento que ha tenido la serie por allá, a la fortuna de tener actores españoles como Paco León, Eduardo Rosa, María León y Eduardo Casanova, además de recordar mi paso por aquel país.

“Sobre la música ¡me encanta! Es la música que yo escucho. Lo dialogo con Lynn Fainchtein, quien es mi supervisora musical, para no caer en ciertos clichés.

Una de las escenas con la música de Pimpinela la pensé en el after de la boda de una amiga y pensé que estaría bonita para que Diego (Juan Pablo Medina) se la cantara a Julián (Dario Yazbek). Disfruto mucho las escenas musicales”, explicó Caro.

UNA FAMILIA CODEPENDIENTE

Cecilia Suárez, quien interpreta a Paulina –papel emblemático por su característica forma tan pausada al hablar y de cuya interpretación se han hecho decenas de memes y referencias en las redes sociales–, señaló que en esta nueva etapa de la serie, más que intentar ser la figura femenina fuerte de la familia, lo que busca su personaje es mantenerla unida, revelar la verdad y vengarse de quienes le hicieron daño.

“El personaje es parte de la pérdida, del duelo, y de cómo perder a una madre te reconfigura como persona. Paulina, de alguna u otra forma, se la pasa buscando quién es ella ahora, sin Virginia de La Mora, su madre, y dónde está su lugar dentro de la familia”, afirmó Suárez.

Precisamente, tras la salida de Verónica Castro del proyecto, Manolo Caro aclaró que debido a que la serie estuvo pensada, de inicio, en tan sólo una temporada, no fue un conflicto esta ausencia.

“Lo enfrenté con creatividad y con trabajo. En este caso no fue tan grave como parece, porque lo habíamos pactado así desde un principio. Obviamente después intentamos que siguiera el personaje; no llegamos a un acuerdo creativo en el que ambas partes nos sintiéramos cómodos, así que seguimos con una historia que yo ya había planteado en la que el personaje ahí tenía su final, así que no fue tan caótico”, detalló Caro.

La segunda temporada tiene como premisa la muerte inesperada de la madre, Virginia de La Mora. Paulina, quien vive en Madrid con su hijo Bruno y María José, padre de su hijo, regresa a México tras la impugnación del testamento de su madre. Encuentra a su padre Ernesto (Arturo Ríos) que se ha unido a una secta de éxito; su hermana Elena (Aislinn Derbez) está viviendo una crisis de identidad a consecuencia de sus últimas relaciones amorosas; Julián (Dario Yazbek) ha encontrado un nuevo y peculiar trabajo que sólo le traerá más problemas.

“Esta historia trata de una familia y se necesitan de todos los elementos de ella para contarla. Paulina depende de todos los otros personajes y se construye a partir de todo lo que los otros proyectan o hacen que surja ella. En ese sentido es una familia codependiente y, en ese sentido, como actores, lo somos. No hay estrellas en la serie, es un ensamble y necesitamos de todos”, concluyó Cecilia Suárez.

EXCÉLSIOR 

Síguenos en TWITTER, INSTAGRAM y Google News