Este día celebramos una de las épocas importantes de cine en Mexico: la época de oro

Entre 1936 y 1956 la industria cinematográfica en México alcanzó uno de sus mejores momentos, considerado como la Época de Oro del cine mexicano. El recuerdo de aquel reconocido cine nacional ha quedado tanto en las cintas como en la documentación que se preserva en el Archivo General de la Nación.

La rememoración de aquel esplendoroso periodo del cine mexicano nos lleva al trabajo artístico de reconocidos directores como Luis Buñuel, Emilio «el indio» Fernández, Fernando de Fuentes, Juan Bustillo, por mencionar sólo algunos, que llevaron a la pantalla grande a actrices y actores quienes dejarían una huella en la cultura fílmica de México, tal fue el caso de Joaquín Pardavé, Sara García «la abuela de México», Pedro Infante, María Félix, Jorge Negrete, Dolores del Río y Mario Moreno «Cantinflas”, siendo estos algunos de los más representativos.

Foto: @cronica mexicana

La investigadora María de la Cruz Castro Ricalde refiere que otra de las características de la cúspide del cine mexicano corresponde a la amplia aceptación que tuvieron los filmes no sólo en el mismo territorio, sino en otras latitudes de América Latina e incluso en los Estados Unidos, lugar que para ese tiempo ya era considerado referencia de la industria del séptimo arte por sus múltiples y afamados estudios fílmicos ubicados en Hollywood, California.

La primera película que formó parte de aquella lista de filmes celebres que tuvo una gran aceptación tanto por el público nacional como por el extranjero, fue la obra de Fernando de Fuentes “Allá en el Rancho Grande” estrenada en 1936. Es precisamente a raíz de su éxito taquillero que se traza el inicio del desarrollo de la industria cinematográfica mexicana; pues la cinta al haber sido exhibida en gran parte del continente americano puso en muy alto el nombre de México como productor de películas, consideración que se vendría a fortalecer a causa de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) que paralizó la industria fílmica en Alemania, Francia, Inglaterra y Estados Unidos.

Toda película nacional que se fue produciendo en aquellos años buscó luchar por el engrandecimiento de la industria cinematográfica del país; sin embargo, llevar a cabo la producción de una película era una proeza comprometedora ante la falta de recursos de las recién iniciadas productoras nacionales que en ocasiones no recuperaban en la taquilla lo que habían invertido. Esta situación se vería finalizada por el apoyo que proporcionaría el Estado, medida fundamental para levantar la industria del cine, que hasta ese momento se había canalizado sólo a la creación de espacios que exhibían películas alquiladas o adquiridas a reconocidas casas productoras de los Estados Unidos como la Triangle Film, Paramount Pictures, Fox Film Corporation así como a la productora francesa Pathé.

El fondo documental Lázaro Cárdenas del Río da cuenta de la evolución que paulatinamente alcanzó el cine mexicano, así como el interés que mostró el gobierno de aquel tiempo por apoyar dicha industria. Fue precisamente en 1939 que se llegó a dos consideraciones: la necesidad de crear un banco para financiar a los productores y consolidar una Cámara de Comercio Cinematográfico, por lo cual ese mismo año se dio vida a la Financiera Cinematografía Nacional (FCN), compuesta por el 51% del capital público proveniente del Gobierno Federal, del Banco Nacional Obrero y otras instituciones nacionales de crédito, mientras que el 49% de inversión procedía de los productores y otros particulares.

Con ello el Poder Ejecutivo se situaba como promotor de la industria cinematográfica en México y, por tanto, gerente destinado a decidir qué estaba permitido y prohibido exhibir en los cines ya que el Consejo de Administración de la FCN, encargado del crédito, control y distribución, estaba compuesto por dos consejeros del Gobierno Federal, tres de los accionistas particulares y uno de los trabajadores y técnicos de la industria.

Este control del Estado se manifestaba desde la llegada de la maquina fílmica a nuestro país, pues desde un inicio se le consideró una herramienta que podía transmitir fácilmente ideas a las masas por lo cual su control y apoyo fue tema prioritario del Gobierno. Asimismo, una de las políticas que estableció Lázaro Cárdenas con relación al cine nacional fue decretar «que al menos una película nacional, debía estrenarse en cines de categoría» y que los cines del país estaban obligados a exhibir películas nacionales con penas económicas para los exhibidores que se negaran hacerlo.

En esta etapa destacaron películas que buscaban promover la cultura, la moral y el nacionalismo, este último relacionado a la independencia económica de México, ante el acontecimiento reciente de la expropiación petrolera que se había vivido en marzo de 1938. Cabe señalar que se dieron casos en los cuales antes de hacer circular una película en las principales salas del país y del extranjero, esta llegaba a la Casa de los Pinos donde el presidente Cárdenas emitía su punto de vista como cinéfilo y daba su visto bueno para su estreno,así sucedió con «Allá en el rancho grande».

Como se puede ver, fuentes documentales sobre el cine nacional pueden ser consultadas en el Archivo General de la Nación (AGN), mostrando “lo bueno, lo malo y lo feo” del cine mexicano, pues mientras que en el fondo documental Presidencia conocemos el poyo e impulso por parte del Estado hacia la industria, en los expedientes del fondo de Investigaciones Políticas y Sociales (IPS), se revela aquella política de censura que aplicó el gobierno, al grado de dar seguimiento y vigilancia hacia el sector que conformaba el séptimo arte en México, considerado de gran influencia en la mentalidad de la sociedad mexicana.

Otros fondos documentales y gráficos resguardados en el AGN que dan a conocer sobre la Época de Oro y su trasfondo son: Propiedad Artística y Literaria, que conserva diversos guiones cinematográficos de inolvidables películas y, por supuesto, los fondos fotográficos Hermanos Mayo y Enrique Díaz, Delgado y García, ambos conservan imágenes de aquella industria que con el pasar del tiempo se fue transformando.

Con información de Gobierno de México

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook