Un grupo de manifestantes afuera de las oficinas de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México arrojaron diamantina rosa al funcionario cuando este salió a hablar con los medios.

La protesta fue convocada después de la acusación en contra de cuatro policías por la violación de una joven en Azcapotzalco. «No vamos a caer en provocaciones», dijo Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno, en conferencia de prensa.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook