Todas las instalaciones del Congreso se implementen medidas para la separación adecuada de los residuos,

Con el fin de que los residuos que se generan en las instalaciones del Poder Legislativo del Estado de México sean separados adecuadamente y puedan ser reciclados, la Junta de Coordinación Política deberá girar sus instrucciones para que, en un plazo no mayor de tres meses, las áreas correspondientes hayan establecido los mecanismos necesarios para ello.

Esto, luego de la aprobación unánime del dictamen relativo al punto de acuerdo que presentó, en marzo pasado, la diputada Julieta Villalpando Riquelme, en nombre del Grupo Parlamentario del PES, y en el que subraya que es prioritario que en todas las instalaciones del Congreso se implementen medidas para la separación adecuada de los residuos, “permitiendo con ello forjar una cultura ecológica en todas las personas que laboramos en este Poder y, eventualmente, generar las condiciones necesarias para implementar una cultura del reciclaje”.

Se suma Legislatura a las acciones proambientales: separará sus residuos para reciclarlos

Diputada Julieta Villalpando Riquelme

El dictamen remitido a la Asamblea por la Comisión de Protección Ambiental y Cambio Climático fue leído en tribuna por la presidenta de este órgano parlamentario, la legisladora María de Lourdes Garay Casillas, en sesión del Tercer Periodo Ordinario.

En la argumentación que en su momento expuso la diputada Julieta Villalpando, se señala que “no podemos exigir [el Poder Legislativo] de otras instituciones o personas acciones que no tomamos nosotros mismos; generar una conciencia de respeto al medio ambiente es una tarea que debemos emprender en conjunto y sería importante comenzar por nuestro lugar de trabajo”.

Si bien la propuesta advierte que el problema de la basura no se solucionará solo con separarla, “también es bien conocido el hecho de que, de no crearse una cultura ecológica, cada día estaremos acercándonos más a una tragedia en materia ambiental”.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) citados en el documento, en la década de los 50 cada mexicano generaba 300 gramos de basura al día; actualmente son 860 gramos de basura por persona por día. Desde entonces, la generación de basura ha pasado de 9 mil a 86 mil toneladas diarias, y su composición es principalmente de materia orgánica (50%), seguida de papel y cartón (20%).
En el texto, la legisladora presentante enfatiza que al desechar y mezclar residuos se cancela la posibilidad de su reciclaje, el cual aporta múltiples beneficios, fundamentalmente ambientales, ya que al reciclar se reduce la explotación de recursos naturales, en especial forestales, agua y petróleo, así como los efectos negativos de la basura.

La propuesta de la diputada Villalpando Riquelme hace referencia a lo establecido en el Libro Segundo del Código de la Biodiversidad en el sentido de que los residuos sólidos deben ser controlados desde su origen, reduciendo y previniendo su generación, e incorporarse técnicas y métodos para su reúso, reciclaje, manejo y disposición final. El ordenamiento agrega que para prevenir y controlar la contaminación del suelo, las autoridades estatales y municipales deberán regular y vigilar la separación de los residuos sólidos para facilitar su reúso o reciclaje.

Esta disposición se suma a las que ya cumple el Poder Legislativo en el sentido de reducir el uso de desechables en el comedor y de agua en botellas de pet, en consonancia con los objetivos de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, con el mandato de la autoridad municipal y con la tendencia mundial de contribuir de esta manera a mitigar las consecuencias de la contaminación y el cambio climático.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook