Toluca México a 8 de agosto del 2019.- Este jueves, manifestantes de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), tomaron la caseta de la carretera México-Toluca, a la altura del Desierto de los Leones, durante su estancia, dejaron pasar a los automovilistas sin pagar su respectiva cuota, lo que lejos de afectar a la circulación, agilizó la movilidad y beneficio los bolsillos de los automovilistas.

Este movimiento se replicó en las diferentes casetas de entrada y salida de la Ciudad de México luego de que el gobierno federal se rehusó a discutir la distribución de los subsidios para los pequeños productores.

Francisco Chew, representante del Frente Auténtico del Campo (FAC), reclamó que los funcionarios rechazaron instalar una mesa de diálogo con los agricultores por instrucciones directas del presidente.

Los manifestantes alegan que con antelación han solicitado la presencia del secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, para restablecer tasas del 6 por ciento para los créditos agrícolas, pero el funcionario hasta el momento, no se ha presentado.

El líder de la FAC recriminó que los secretarios no le informan de la verdad al presidente López Obrador, reconocen que no han entregado los subsidios y encima, les dicen que tardarán en entregarlos hasta tres años, pero llegarán.

Y es que alrededor de 100 mil campesinos no han recibido los programas sociales, porque el gobierno federal no emitió una convocatoria y sólo se basaron en los padrones de ProCampo y el PIMAF (Programa de Incentivos para la Producción de Maíz y Frijol), para la dispersión, sin tomar en cuenta Programa Para los Pequeños Productores del Bienestar, la entrega de fertilizantes y la compra a precios de garantía en las tiendas de Liconsa y Diconsa.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook