Casi un tercio de los productos para menores de seis meses tienen entre sus ingredientes el azúcar, el zumo de frutas concentrado y otros agentes edulcorantes

La Oficina Regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) presentó en Bruselas dos informes sobre la gran cantidad de alimentos para bebés que son anunciados incorrectamente como aptos para niños menores de seis meses y que contienen cantidades inapropiadas de azúcar.

En el primer informe, «Comida comercializada para bebés y niños», se analiza la información unos 8.000 productos de alimentación para bebés y niños.

Según este estudio, casi un tercio de los productos para menores de seis meses tienen entre sus ingredientes el azúcar, el zumo de frutas concentrado y otros agentes edulcorantes, que no deberían ser añadidos en este tipo de comidas.

Entre el 18% y 57% de ellos contenían más del 30% de calorías provenientes de azúcares, lamenta la OMS.

Los productos estudiados eran comercializados entre noviembre de 2017 y enero de 2018 en 516 tiendas de cuatro ciudades europeas: Viena (Austria), Sofía (Bulgaria), Budapest (Hungría), y Haifa (Israel).

El segundo informe, «Acabar con la publicidad comercial inapropiada sobre alimentos complementarios para bebés y niños entre 6 y 36 meses en Europa», va dirigido al desarrollo de soluciones para ayudar a los Estados miembros a acabar con la publicidad inapropiada.

El estudio muestra que entre el 28% y el 60% de los alimentos considerados inapropiados por la OMS estaban etiquetados como aptos para bebés de menos de seis meses.

Y ante la alarmante cifra, la OMS decidió desarrollar un borrador de un modelo de perfil de nutrientes para niños de entre 6 y 36 meses para guiar las decisiones sobre qué productos publicitados son inapropiados para estas edades.

«La OMS recomienda que los lactantes se alimenten exclusivamente con leche materna durante los seis primeros meses de vida y, por lo tanto, no debe comercializarse ningún alimento como adecuado para niños menores de seis meses», señala el informe.

Le puede interesar: España pide sancionar a responsables de la muerte de capitán venezolano

Entre otras recomendaciones que se ofrecen en este modelo se encuentran:

  • Las bebidas y zumos de frutas, golosinas y onces dulces no deberían ser publicitados como apropiados para bebés y niños.
  • Limitar el contenido total de azúcar a menos del 15 % de la energía en las onces.
  • Prohibir los azúcares añadidos, incluidos los zumos de fruta concentrados en todas las comidas para bebés.
  • El total de las grasas no debería superar los 4,5 gramos cada 100 calorías de producto, excepto en ciertos alimentos con alto contenido en proteínas.
  • Solicitar una mínima cantidad de pescado, aves de corral, carne u otra fuente tradicional de proteínas en aquellos productos que se denominen como fuente de proteínas en sus envases.

Este borrador de un modelo de perfil de nutrientes para bebés y niños se ha desarrollado siguiendo los pasos recomendados por la OMS.

«Una buena nutrición durante el periodo neonatal y la infancia es esencial para asegurar un crecimiento y un desarrollo óptimos del niño, y una mejor salud más tarde en la vida», recuerda la directora regional de la OMS para Europa, Zsuzsanna Jakab, citada en un comunicado.

En 2018, la institución había alertado contra el crecimiento de la obesidad y el sobrepeso entre los europeos, que amenaza con invertir la tendencia al aumento de su esperanza de vida.

Redacción rcnradio

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook