El entonces Presidente repasaba el mensaje que daría, sin percibir la presencia de Julio César Hernández, su fotógrafo

A su llegada a Francia por una visita de Estado, Enrique Peña Nieto se enteró que Joaquín El Chapo Guzmán se había fugado del penal de máxima seguridad del Altiplano y desde la embajada de México preparó un mensaje a medios. 

En una oficina de la sede diplomática, el entonces Presidente repasaba el mensaje que daría, sin percibir la presencia de Julio César Hernández, su fotógrafo oficial, quien desde afuera decidió tomar una imagen de aquél momento. 

“Cuando él entra a ese lugar, está la puerta y él está ahí parado, lo dejaron solo, ya le habían dicho (que El Chapo se había escapado) y no sé si ya nadie se le quería acercar o no sé, lo dejan solo. 

Yo me quedo afuera y tengo mi cámara. “Veo el entorno (…) y decido si tomarla o no, porque yo sabía que el Presidente estaba bastante molesto, estaba en un plan muy rudo y no sabía cómo iba a reaccionar”, dijo en entrevista con MILENIO Digital. 

MILENIO

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook