Hasta el momento ha dejado 20 heridos, ocho bomberos y doce civiles. Uno de los civiles, con graves quemaduras

AMENDOA.- Más de mil 300 bomberos, con el apoyo de aviones y helicópteros, luchaban sin tregua este domingo contra un gran incendio que asola una región montañosa del centro de Portugal, donde el fuego mató en 2017 a más de un centenar de personas.

El incendio en la región de Castelo Branco se declaró el sábado, y hasta el momento ha dejado 20 heridos, ocho bomberos y doce civiles. Uno de los civiles, con graves quemaduras, fue evacuado en helicóptero a Lisboa, 200 kilómetros al sur.

EXCÉLSIOR 

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook