Rechazo y perjuicio; la vida de Selene, una mujer trans

Rechazo y perjuicio; la vida de Selene, una mujer trans Rechazo y perjuicio; la vida de Selene, una mujer trans Rechazo y perjuicio; la vida de Selene, una mujer trans

Toluca México a 9 de julio del 2019.- Enfocada al destino que Selene quería para ella, se vio sometida a actos de discriminacion; fue a partir de los 16 años cuando comenzó con el proceso de cambio, decidida a convertirse en una persona de la comunidad trans.

Sin embargo, naciendo en el sexo masculino, las dudas sobre su persona y el estereotipo social que divide a hombres y mujeres comenzaron desde los cinco años.

Selene comentó para SéUno Noticias que su infancia se vio forzada a seguir el estereotipo masculino, sin embargo no estaba conforme con esta decisión, por lo que poco a poco comenzó a reprimir su estabilidad social, enfocándose en el estudio.

“Estudie la carrera en técnico laboratorista químico con excelencia y mucho gusto por las ciencias medicas, a los 18 años ya con conocimientos, pocos al tema mujer transexual hablé con mis padres sobre mis planes de vida (una mujer transexual)”, comentó Selene.

Esta decisión tampoco fue positiva, pues señala que sus padres en un primer momento se negaban a aceptar esta decisión, principalmente en el caso de su padre -Quien mencionó- tuvo una respuesta un tanto agresiva ante esta situación.

Ante el desacuerdo familiar, Selene optó por salir de casa y buscar su destino por sí sola donde la discriminacion y el rechazo hacia su persona resaltaron, sin embargo, Selene ha sabido dejar las negaciones a un lado para continuar con su vida dentro de la comunidad Trans.

“La discriminación, los malos comentarios se untaron a mi vida y hoy en día aun los hay, pero teniendo la seguridad y bien definido lo que quería lograr lo he hecho a un lado, con el tiempo mis padres lo han logrado asimiliar y el amor que tienen a mi persona hoy me respetan y soy una hija para ellos y en el camino he encontrado gente muy agradable y respetuosa”, aseguró.

Ante una sociedad aún sin la capacidad de aceptar los cambios y las decisiones de los demás, la vida de una mujer trans se vuelve doblemente difícil pues la discriminacion, violencia y desaprobación social se convierten en barreras para que personas como Selene, puedan salir adelante, sin importar el talento o conocimientos del individuo.

No solo se refuerza la dificultad para conseguir trabajo, sino que los gastos para el proceso de cambio de sexo es bastante costoso “Sí, es una vida en general muy cara”.

Detalló que se ha sometido a tratamientos hormonales y cirugias estéticas, una alimentacion adecuada, gimnasio y cuidados personales, entre otras cosas para poder lograr su cometido y poder sentirse plena y satisfecha.

Actualmente Selene trabaja como administrativo y estudia la carrera de maquillista profesional para medios masivos, además de ser parte importante de la comunidad LGBTTTI en el Valle de Toluca, trabajo que hace por defender sus derechos pues el Estado de México sigue siendo el segundo lugar en índice de transfeminicidios, señalando que en lo que va del año se han contabilizado 60 crímenes de este tipo.

Además de que un análisis sobre su calidad de vida informó que las mujeres transexuales son corridas de su casa y su promedio de vida es de 35 a 40 años, pues por la falta de apoyo no reciben educación, no tienen empleo, se dedican a realizar trabajo sexual, o estilismo con muchos riesgos y refirió que el año pasado dos compañeras fueron asesinadas en Toluca: Chanel y Monse.