Shake Shake México abrió sus puestas, y hasta más de dos horas de espera para probar las que dicen son les mejores hamburguesas del mundo, sombrillas gratis para aguantar el sol y… ¿Burguer King regalando refrescos?

La mejor noticia del verano ha sido la llegada de Shake Shack a México, una hamburguesería que nació en Nueva York y ha conquistado los paladares de todos los que la han probado en Estados Unidos. Y, la verdad, el menú exclusivo de Shake Shack en México está sabroso, con sus tradicionales burgers, jochos, chela artesanal, malteadas y vinito de Valle de Guadalupe; acá les contamos qué nos pareció todo.

Dada la fama y la calidad de este burger joint, que en su versión mexicana utilizará ingredientes locales, no es de extrañar que los chilangos estemos listos para aventarnos la fila de dos horas para disfrutar de la experiencia.

También puedes leer: Shake Shack tiene menú exclusivo para CDMX (¡y ya lo probamos!)

Apertura de Shake Shack México

La espera para entrar a Shake Shack México es de dos a tres horas. La fila estuvo desde tempranito, antes de su apertura a mediodía. Para hacer amena la espera, Shake Shack dio sombrillas a algunos clientes formados. Por supuesto, la competencia no se hizo esperar y Burger King aprovechó el momento para regalar refrescos y coronas las personas formadas.

¿El veredicto? Entrevistamos a varias personas saliendo del restaurante y todas coincidieron en que vale la pena la espera. Los platillos y bebidas que más han encantado son la burger tradicional, la malteada de horchata y la de fresa. A nosotros nos encantó la chela; si quieren, échenle ojo a nuestra reseña de Shake Shack.

Más de dos horas esperaron para probar una de las hamburguesas de Shake Shack México

Si lograste resistir al calor y tedio de la fila, prepárate porque hay un menú único para disfrutar. Desde sus postres y bebidas únicas como la malteada de horchata, el chocolatérrimo Shack Attack (una postre de chocolate mezclado con tamal de chocolate, trozos de chocolate, nibs de cacao y fudge de chocolate); la ¡Santa Fresa! (un postre de mermelada de fresa de Santa Rosa, fresas, crema, trozos de galleta y fresas deshidratadas en frío); y el Oh Ma-Mey (con mamey, limón amarillo y puerquito de piloncillo hecho en colaboración con la chef Elena Raygadas). Todos ellos solamente disponibles en la sucursal de México.

Y para las hamburguesas tienes cinco opciones: la clásica ShackBurger (sencilla: $98, doble: $148); la SmokeShack (sencilla: $139, doble: $189), con tocino ahumado y pimientos rojos; la vegetariana ‘Shroom Burger ($139); la Shack Stack ($179), una bonita combinación de la Shack y la ‘Shroom’.

De igual forma, tienes la opción de armar tu hamburguesa del tamaño que quieras (sencilla: $85, doble: $135), con los ingredientes que más te gusten. Todas con la salsa especial de la casa –el secreto, lo que las lleva a otro nivel de perfección–.

Más de dos horas esperaron para probar una de las hamburguesas de Shake Shack México

Shake Shack México

Dónde: Paseo de la Reforma 333, Cuauhtémoc,
Horarios: lun-sáb: 12-00 h, dom: 12-22 h, a partir del 27 de junio
Cuánto: $$ ($200-$500)

Los Memes no se hicieron espera

Redacción Chilango

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook