Toluca, Estado de México a 19 de junio de 2019.La celebración de ”Corpus Christi”, es una de las festividades más importantes dentro de la iglesia Católica, el significado de esta celebración es la apreciación del cuerpo y la sangre de Cristo en la hostia consagrada, acto instituido por Jesús durante el jueves santo en la última cena en la que hizo mención de este misterio.

”Tomad y comed, este es mi cuerpo, que será entregado por vosotros.” Jesús

Esta festividad se lleva a cabo de manera anual un jueves después de la solemnidad de la Santísima Trinidad y 60 días después de la fiesta de la resurrección de Jesús con la que termina la Semana Santa.

Artesanos del Estado de México, ofrecen a las afueras de las iglesias y parroquias las ”mulitas”, artesanías elaboradas principalmente de tule, hojas de maíz y palos de madera, que con el tiempo y dedicación de los artesanos se convierte en una simpática mulita que se relaciona con anécdotas religiosas que enmarcan la importancia de la eucaristía.

Anécdota 1

Cuentan que un hombre llamado Ignacio tenía dudas sobre su vocación sacerdotal y un jueves de Corpus le pidió a Jesucristo que le enviara una señal.

Al pasar el Santísimo Sacramento frente a Ignacio en la procesión, él pensó: «Si ahí estuviera presente Dios, hasta las mulas se arrodillarían» e increíblemente su mula se arrodilló. Ignacio entendió la señal y entregó su vida a Dios en el sacerdocio.

Anécdota 2

Aseguran que el Día de las Mulas data de la época de la Colonia, cuando el padre al terminar la misa de eucaristía y mostrar la imagen de Cristo a los fieles que se encontraban concentrados en la explanada de la catedral, ninguno de ellos se inclinó a reverenciar la imagen, excepto una mula, es por ello que ese día se le hace honor a este animal.

Anécdota 3

Corría el año de 1227 cuando, en Rimini, San Antonio de Padua fue desafiado por un hereje:
¿Por qué no hacemos una apuesta? Tendré encerrada por tres días una de mis bestias y le haré sentir el tormento del hambre. Luego de tres días, la traeré aquí, delante del público y le enseñaré su comida. Tú estarás al frente con aquello que tú consideras el Cuerpo de Cristo. Si la bestia, despreciando el forraje, se apresura a adorar a tu Dios, yo me convertiré a la fe de tu Iglesia.


San Antonio aceptó el reto y el día acordado salió a la calle con el Santísimo en la Custodia y dirigiéndose a la mula le dijo:

En virtud y en el nombre de tu Creador, que yo siendo indigno, lo tengo en mis manos, te digo y te ordeno: avanza con prontitud y rinde honores al Señor con el debido respeto, para que así los malvados y los herejes comprendan que todas las criaturas deben humillarse delante de su Creador, a quien los sacerdotes tienen en sus manos en el altar”.

Inmediatamente, el animal, rechazando el alimento del patrón, se acercó dócilmente hacia el religioso, dobló las patas delanteras ante la Hostia y permaneció así, reverentemente. Y el hereje se convirtió.


¿Y tú ya conocías el origen de la celebración de Corpus Christi?

Sé Uno Noticias / Eduardo A. Valdes

Anuncios

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook