Pide el Diputado Benigno Martínez dignificar el trabajo de los maestros mexiquenses

25-04-2019 hace 4 semanas

Alejandro Zhadow

“Debemos asumir el compromiso con la educación pública y con los derechos de los docentes, para propiciar una mejora en su salario y en sus condiciones laborales”, sostuvo el diputado Benigno Martínez García, al presentar un posicionamiento, a nombre del Grupo Parlamentario de Morena, para dignificar y revalorar la profesión docente en el Estado de México.

El presidente de la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la 60 Legislatura aseguró que garantizar un salario justo para los maestros de la entidad permite reconoce su esfuerzo, valía y dedicación, añadir valor a la actividad que desarrollan, y que sean trabajadores satisfechos con su tarea.

0708a.jpg

En este nuevo tiempo político-social, señaló el diputado, la bancada de morena tiene claro que la transformación del país y de la entidad pasa necesariamente por incrementar el salario de los maestros en un porcentaje tal que apoye su reconocimiento como profesional y que transforme positivamente su vida.

Advirtió que, según datos del Centro de Análisis Multidisciplinario de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México, de 1980 a la fecha el poder adquisitivo de los maestros ha tenido una caída de 80%. Además, precisó que México ocupa el quinto lugar entre los países que peor pagan a sus profesores dentro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), integrada por 34 naciones.

Declaró que los maestros en México llevan décadas sin tener un aumento de salario, e indicó que, según el Convenio de Sueldos y Prestaciones 2018 firmado entre el Sindicato de Maestros al Servicio de Estado de México y el gobierno de la entidad, el sueldo base mensual de un profesor titulado de preescolar y primaria es de apenas 9 mil 849 pesos.

Los buenos salarios, insistió, “hacen que se valoren más los trabajos, por lo que debe ser una meta que las personas gocen de un salario digno y suficiente, que permita satisfacer sus necesidades mínimas, ya que los actuales índices de inflación han generado que el poder adquisitivo de las personas se haya reducido”.

Respecto al sindicato de maestros, el legislador expuso que las cuotas son retenidas por la administración del estado y no son remitidas en tiempo y forma a la Secretaría de Finanzas de la organización gremial, lo que provoca un retraso en el acceso a los recursos que benefician a los maestros afiliados.

Mientras que en el Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (Issemym), mencionó el legislador, se ha normalizado la práctica de no hacerle llegar las cuotas correspondientes, incluso cuando éstas ya han sido descontadas a los profesores, lo que lo ha llevado a una situación de crisis financiera y de prestación de los servicios.