El gigante japonés Sony, la empresa responsable de la creación de esta colosal pantalla -la mayor de resolución 16K

Imagina mirar una pantalla más grande que un autobús y ver las imágenes al máximo detalle y sin que parezcan borrosas, aunque te pegues mucho a ella.

Uno pensaría que puede ser mareante. Y todavía no la hemos probado, pero, a juzgar por la experiencia “cuasi virtual” que ofrece, tal vez no sea una descripción desencaminada.

El gigante japonés Sony, la empresa responsable de la creación de esta colosal pantalla -la mayor de resolución 16K que existe en el mercado- acaba de anunciar el invento en un evento de la Asociación Nacional de Radiodifusores (NAB, por sus siglas en inglés), que se celebra en Las Vegas, Estados Unidos.

El monitor, de casi 20 metros de largo, contiene 16 veces tantos píxeles como un televisor de resolución 4K (los que cuadruplican a la alta definición o HD) y multiplica por 64 la alta definición 1080p de un televisor “normal”. El resultado es una resolución de 132 millones de píxeles.

_106360185_276c2e73-ae0d-463b-ab47-e4aa14f1860c.jpg

Eso significa que es capaz de mostrar imágenes con mucho más detalle de lo que estamos acostumbrados.

No cabe duda. Estas pantallas son increíblemente impresionantes en persona. Incluso la resolución 8K en una pantalla gigante es prácticamente hipnotizadora”, le cuenta a a la BBC David Mercer, vicepresidente y analista principal de la consultoría Strategy Analytics, especializada en el sector tecnológico.

“Cuando alcanzas esta resolución, la experiencia es casi como de realidad virtual, pues tus ojos perciben la profundidad del contenido”, añade el especialista.

Así son los nuevos televisores en resolución 8K (y por qué algunos recomiendan esperar para comprarlos)
Pero, ¿cómo fue posible crear esta tecnología y para qué sirve?

Píxeles microscópicos
La nueva pantalla gigante de Sony es la primera de su tipo. Sin embargo, esta no es la primera vez que trata de conseguir construir un monitor enorme de una resolución casi imposible.

Sony inventó algo parecido en 2014, cuando diseñó un sistema en 16K que para el aeropuerto de Haneda, en Tokio.

La diferencia es que aquella vez el resultado parecía más bien una imagen formada por docenas de pantallas pequeñas, en lugar de una única imagen completa, como lo que ha logrado ahora.

BBC NEWS

 

Síguenos en Facebook

¿Qué te parece?