Según CBR, la sintonía entre productores, director y actores no fue la deseada desde el primer momento. ‘

Hellboy’, el reboot de la saga protagonizado por David Harbour (‘Stranger Things’) y dirigido por Neil Marshall (‘Doomsday’), está recibiendo una crítica paupérrima. Aunque los primeros pases auguraban un buen futuro para este atrevido filme de clasificación R, a medida que la prensa especializada ha visto la película, el cuento ha cambiado.

Con un 12% en Rotten Tomatoes, ‘Hellboy’ es uno de los peores estrenos de todo el año. Algunas de las cosas que han dicho sobre el filme son las siguientes:

«Solo dura dos horas, pero se siente como una eternidad. Salta incoherentemente de una escena ruidosa a otra» – Timeout

«La violencia y la vulgaridad reemplazan el humor y la poesía de las películas de Guillermo del Toro» – Newsday

«Hay poca tensión y nada de química. Además, el CGI parece barato, lo que hace que la película parezca más un purgatorio que un buen momento infernal» – Mirror

Hellboy-1.jpg
Como se puede ver, son muchas las críticas que se le achacan a esta nueva versión del cómic de Mike Mignola. Sin embargo, algunos medios apuntan a que todas las malas críticas podrían surgir de una cuestión de producción mucho más profunda de lo que parece.

Según CBR, la sintonía entre productores, director y actores no fue la deseada desde el primer momento. Al parecer, en repetidas ocasiones, los productores Lloyd Kevin y Lawrence Gordon humillaron a Neil Marshall frente a todo el reparto, diciéndole que su trabajo era horrible.

Por otra parte, también se ha revelado que David Harbour se negó personalmente a repetir más tomas de algunas escenas, dejando tirado al director y abandonando el set de rodaje. Incluso, llegaron a aparecer discusiones subidas de tono sobre el diseño de un árbol que aparece en el largometraje.

Todo esto podría haber acarreado el despido de Sam McCurdy, director de fotografía habitual de Marshall (con quien ha trabajado en ‘Juego de Tronos’) que fue expulsado del rodaje de la cinta y reemplazado por Lorenzo Senatore. Según las fuentes de The Wrap, fue una forma de advertir a Neil Marshall de lo que podría ocurrirle si iba por el mismo camino.

El abogado de Marshall ha declarado que este problema es completamente privado y no realizará declaraciones al respecto. Además, defiende que el despido del director de fotografía fue una decisión grupal del equipo de producción. Sea como fuere, todo parece ocultar un gran montón de azufre que probablemente haya provocado la supuesta baja calidad del filme.

FOTOGRAMA

Síguenos en Facebook

¿Qué te parece?