Estudiantes desarrollan cápsula de mucílago de nopal para purificar agua

03-04-2019 hace 2 meses

Daniela BaMo

Una cápsula de un gramo de Noptec, puede purificar un litro de agua.

Ciudad de México, 3 de abril de 2019.- Shirley Kimberly Enríquez, estudiante de Ingeniería en Energía y Desarrollo Sustentable de la Universidad del Valle de México, desarrolló Noptec, una cápsula de mucílago de nopal, que puede purificar un litro de agua por cápsula.

Dado a que el proceso de deshidratación del nopal para obtener el mucílago se lleva a cabo con una estufa solar creada por estudiantes de Ingeniería en Mecatrónica de la misma universidad, Noptec representa una propuesta sostenible y libre de emisiones de CO2 para la purificación de agua, al no emplearse combustibles fósiles en ninguna parte del proceso.

Kimberly Enríquez explicó que Noptec surgió como una alternativa para contribuir a resolver el problema de acceso al agua potable que padecen algunas comunidades marginadas en México y el mundo, ya que de acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la infancia (UNICEF), el beber agua no apta para el consumo, padecer la falta de disponibilidad de agua suficiente para la higiene personal y la ausencia de servicios de saneamiento, son factores que en conjunto, contribuyen en una alta proporción a las muertes por enfermedades diarreicas, especialmente en niños.

De ahí la importancia de buscar soluciones para hacer frente al reto del objetivo 6 formulado por la Organización de las Naciones Unidas, que plantea garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento. A decir de Kimberly Enríquez, a través de Noptec, las personas podrán tener acceso fácil y asequible al agua purificada.

La estudiante detalló que para el desarrollo de la cápsula se utiliza un compuesto de cactus llamado mucílago y se logra debido a la agrupación de partículas coloidades en suspensión. El proceso inicia con la separación de la epidermis del nopal; posteriormente, se procede al escaldado del cladodio y para ello se utiliza una cocina solar. Luego se lleva a cabo un filtrado, la materia sobrante se coloca en baño maría, y finalmente se realiza la precipitación y secado del mucílago para triturarlo y colocarlo en cápsulas.

Foto: internet

Para realizar el proceso del deshidratado del nopal, la estudiante trabajó en conjunto con los estudiantes de Ingeniería en Mecatrónica de UVM, Abdiel Acosta, Julián Mora, Alejandro Trejo y César Ramírez, quienes crearon una estufa solar, misma que fue construida con deshechos. “Lo que además convierte a Noptec en un producto sostenible, libre de emisiones de CO2 y de bajo costo”, dijo.

De acuerdo con las pruebas realizadas en laboratorio por Kimberly, cada cápsula de Noptec de un gramo logra purificar el agua de bacterias, sales minerales y metales pesados como el selenio y el plomo.

La estudiante de Ingeniería en Energía y Desarrollo Sustentable agregó que la materia prima -el nopal-, se obtendrá por medio de una alianza con una comunidad productora de Milpa Alta. “La alianza consiste en que ellos nos proporcionarán la merma de sus cultivos y nosotros a cambio les damos el producto para su consumo y, a su vez, los capacitamos para que ellos también puedan hacerlo. Con esta unión, se obtiene un gran beneficio para ambas partes y se logra una cadena de valor”, detalló.

Por su parte, los estudiantes de Ingeniería en Mecatrónica expusieron que proyectan implementar el uso de las cocinas solares en la Comunidad de Milpa Alta.