La falta de sueño afecta procesos cognitivos cotidianos

Este 15 de marzo se conmemora el Día Mundial del Sueño, actividad sustancial para mantener una buena salud, por ello la Delegación Estado de México Poniente del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) invita a la población a mantener hábitos de sueño positivos.

El cuerpo requiere determinadas horas de sueño de acuerdo a la edad de la persona, ya que muchos procesos de recuperación de los órganos ocupan esta fase para reponerse. Una persona requiere dormir un mínimo de seis o siete horas de manera consecutiva para tener un buen descanso, así lo señalaron los doctores Gabriel Crespo Tapia y Ricardo Guevara Rodríguez adscritos a la Unidad de Medicina Familiar 61.

Algunas de las razones por las que no se consigue un sueño reparador son: realizar actividades nocturnas ya sean laborales o sociales; tener un entorno para dormir con mucho ruido o luz o bien que la temperatura corporal sea muy elevada o muy baja.

La utilización de dispositivos electrónicos hace imposible desconectarse del mundo y genera un constante estado de alerta, asimismo afecciones médicas como artritis, dolor de espalda, enfermedades del corazón, asma, depresión, ansiedad y estrés representan los principales impedimentos para conciliar el sueño.

Si no se duerme lo suficiente el cerebro puede presentar problemas para desempeñar funciones básicas como concentrarse o recordar cosas aunado a la prevalencia de mal humor durante el día.

Foto: Internet

Se pueden combatir dichos estímulos para conciliar un sueño tranquilo y reparador a través de acciones simples como no comer en exceso antes de dormir, tener una rutina diaria de ejercicio, alejar los aparatos electrónicos de la cama y establecer horarios constantes para irse a la cama.

La falta de sueño se asocia con alguna riesgo de padecer algunas enfermedades, tal es el caso de diabetes y la hipertensión arterial al limitar el reposo del corazón. Asimismo cuando no se consigue suficiente descanso las personas son más propensas a comer en exceso, le es más difícil resistirse a alimentos altos en azúcar y grasa propiciando obesidad.

Caber mencionar que el sistema inmunitario se ve vulnerado lo que puede ocasionar infecciones asimismo a nivel mental, la depresión y la ansiedad a menudo dificultan conciliar el sueño.

Finalmente los especialistas del IMSS en el Estado de México Poniente concluyeron que en caso de presentar de manera frecuente alguna de las afecciones ya mencionadas, debe acudir con su médico para establecer las causas y evitar repercusiones mayores en su salud

Síguenos en Facebook

¿Qué te parece?