Toluca, México a 4 de marzo del 2019.- El director del Organismo Público Descentralizado para la prestación de servicios de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (OPDAPAS), Jesús Reyes Consuelo, recalcó que la escasez de aguar potable por la que el municipio de Zinacantepec se encuentra, se debe a la deuda histórica que no solo dejó el alcalde pasado, Manuel Castrejón Morales, sino que esta viene de administraciones pasadas quienes se han negado a pagarla y por el contrario han aportado a esta problemática.

Señaló que fue en la pasada administración de Manuel Castrejón Morales cuando esta suma creció considerablemente pues su abono a esta deuda fue de 27 millones de pesos (más del doble de lo que ya se había acumulado) de los 37 millones que se deben hasta el momento.

Es por eso que las localidades de San Cristóbal Tecolit, San Matias Transfiguración, Barrio el Calvario, Barrio de San Miguel y la cabecera municipal han sufrido estas problemáticas de escasez de agua.

“Estamos trabajando para el pago de la misma, hemos creado convenios con la CFE (Comisión Federal de Electricidad) para que ya no realice estos cortes de luz de manera sorpresiva, mismos que también nos afectan en el suministro de agua potable” comentó Jesús Reyes.

Señaló que evitar cortes de luz es uno de los compromisos del presidente municipal Gerardo Nava Sánchez, por eso la importancia de acabar con la deuda de OPDAPAS, aunque también hizo el llamado a los habitantes a realizar sus respectivos pagos ya que señaló que en Zinacantepec únicamente el 52 por ciento de los habitantes realiza sus pagos correspondientes.

En este sentido, el titular de OPDAPAS estimó que sea para mediados de años cuando puedan ponerse al corriente con estos pagos.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook