Un concurso fuera de serie

21-02-2019 hace 3 meses

Alheli Abundis

Por Mónica Fragoso

El día de hoy acudí a un evento que desde que me platicaron, llamó mi atención; no sólo por tratarse de un tema tan delicado y difícil de asimilar, sino porque además conlleva una gran carga de finalizar con los estereotipos de belleza femenina. Este concurso es de belleza para niñas con cáncer.

Pero antes de platicarles mi experiencia, es necesario reflexionar las siguientes cifras: cada día la incidencia del cáncer en edad pediátrica en México se acrecentan, pues se detectan más de cinco mil casos nuevos cada año de niños entre cero a 18 años y la enfermedad cobra la vida de alrededor de dos mil vidas anuales. De hecho, el cáncer es la segunda causa de muerte en niños entre cuatro y 15 años, y la primera causa de muerte por enfermedad.

Por otra parte, en el marco de la conmemoración del Día Mundial Contra el Cáncer, el pasado 4 de febrero, y el Día Internacional del Cáncer Infantil, del pasado 15 de febrero. Resulta necesario hacer conciencia en la ciudadanía para recordar que la palabra cáncer ya no es sinónimo de muerte, pero para reducir la mortalidad es fundamental la detección temprana y la prevención de los factores de riesgo, todo ello con la finalidad de salvar la vida a nuestros pequeños.

Sin duda, es un evento donde siempre estuvo presente un aire de ternura, pero a la vez de admiración, fortaleza y una gran empatía entre los asistentes; eventos como este te hacen reflexionar y decir de forma clara que pasar por una situación así para nuestra niñez no ha significado ser víctimas, ni mucho menos ponerse de rodillas, sino todo lo contrario; en ellas (las concursantes) percibes que tienen los pies bien puestos sobre la tierra, que viven y disfrutan cada día, pues el día que transcurre están mas cerca de su cura, pero sobre todo en sus ojos percibes que el miedo se ha vuelto el ingrediente ideal para luchar por vivir y vivir intensamente.