En defensa de las estancias infantiles

14-02-2019 hace 3 meses

Alheli Abundis

Por Mónica Fragoso

En comparación a otros presupuestos, para este año se realizó un gran recorte presupuestal al programa de estancias infantiles para apoyar a madres trabajadoras y padres solos.

El recorte fue realizado por más de dos mil millones de pesos, lo que repercute directamente en que los padres de familia comiencen a buscar otras opciones durante su jornada laboral para el cuidado de sus hijos, entre ellas buscar un familiar que se haga cargo, dejarlos solos, entre otras.

Hay quienes insistimos que el recorte presupuestal vulnera los derechos humanos de los menores de edad; pues existe un enorme riesgo de que los índices de pobreza se incrementen, al no contar los padres con un lugar donde dejar a sus hijos mientras realizan su jornada laboral; al igual que existe un riesgo de vulnerabilidad pues los menores son nuevamente puestos en riesgo al momento de no ser cuidados debidamente, mientras sus padres van a trabajar.

Además el recorte presupuestal fortalece los estereotipos de género, pues la mayoría de madres solteras que ocupaban el servicio, de nueva cuenta colocan a las mismas al cuidado obligado de sus hijos.

Por otra parte, a los niños se les restringen su derecho a la educación y a la estimulación temprana, condenándolos a no tener la oportunidad de vivir en condiciones de bienestar.

Debido a las protestas realizadas por diversos colectivos, asociaciones civiles y madres de familia, organismos internacionales, han manifestado que buscara diversas soluciones, que sostienen serán en otro esquema. Por lo pronto, ya son dos meses de que la situación de las familias involucradas no han recibido una solución urgente.